Inicio > Titulares > 23 toneladas de gas vendrán de Brasil

23 toneladas de gas vendrán de Brasil

* El periodista Nelson Bocaranda dio a conocer que el Gobierno venezolano adquirió un total de 70.870 bombas lacrimógenas para armar a la Fuerza Armada Nacional (FAN), todas provenientes de la distribuidora brasileña “Condor Tecnologías no letales”, líder en la comercialización de productos para la seguridad y control de disturbios.

*El envió según presuntas órdenes de compra hecha por el gobierno venezolano, pesaría unas 23 toneladas y está a punto de llegar al país, ante el agotamiento del material disuasivo por parte de la GNB.

*El diputado opositor a la Asamblea Nacional Williams Dávila,  denunció ayer ante el Parlamento del Mercado Común del Sur (Parlasur),  a la empresa brasileña Condor, por “…vender en reiteradas oportunidades cargamentos de bombas lacrimógenas al gobierno de Nicolás Maduro, que muchas veces están vencidas para bajar costos”

*Por su parte, La presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, denunció que el Gobierno de Nicolás Maduro gasta unos 40.000 dólares diarios en bombas lacrimógenas para contener protestas en Venezuela. “mientras en el país falta alimentos y medicinas”.

* Voceros del Ejecutivo nacional no se han pronunciado sobre la compra del cargamento de lacrimógenas, ni sobre la utilización de estos artefactos vencidos para contener las manifestaciones que ya llegaron a 75 días continuos.

Lacrimógenas para los guarimberos.

El periodista Nelson Bocaranda dio a conocer que el Gobierno venezolano adquirió un total de 70.870 bombas lacrimógenas para armar a la Fuerza Armada Nacional (FAN), todas provenientes de la distribuidora brasileña Condor Tecnologías Não-Letais, líder en la comercialización de productos para la seguridad y control de disturbios. En el año 2014, tras la oleada de protestas que se extendieron por todo el país, el nombre de esta compañía con sede en Río de Janeiro, ganó popularidad, y es que manifestantes y diversas ONG, denunciaron el accionar de bombas lacrimógenas vencidas por parte de los cuerpos de seguridad del Estado, y distribuidas por la brasilera. Más tarde, se reveló que además de Rusia y China, Brasil figuraba como uno de los principales surtidores de municiones a Venezuela. Únicamente entre 2008 y 2011, se adquirieron “6,5 millones de dólares en bombas, granadas lacrimógenas y perdigones (…) según cifras del Ministerio de Desarrollo, Industria y Comercio Exterior de Brasil, que se traducen en 143 toneladas en mercancía”, difundió en 2014 una investigación realizada por Últimas Noticias. No obstante, de acuerdo con el mismo reporte, en un lapso de 10 años, el Gobierno venezolano compró “333 toneladas de municiones antidisturbios y para armas. Del total de 9,9 millones de dólares invertidos en una década en municiones brasileñas, 65% corresponden a material antidisturbios de Cóndor”. Ahora, con una nueva situación convulsa en el país, la brasileña vuelve a salir a flote, y es que desde que iniciaron las protestas de la oposición venezolana, se han registrado miles de denuncias acerca de la utilización de gases vencidos fabricados por esta empresa.

Ni España, ni Estados Unidos.

Aunque, ciertamente, Venezuela tiene un listado de convenios con países como España y Estados Unidos de América (EUA) para surtir a la FAN con estas municiones, ninguno de estos parece figurar en las latas de las lacrimógenas que son recolectadas por los manifestantes y que evidencian su fecha de vencimiento, lo que ha generado más incógnitas con respecto a las transacciones entre la brasilera y el Gobierno venezolano. Y es que los gobiernos de España y Estados Unidos, han prohibido “temporalmente” a las empresas fabricantes de material antidisturbios, que vendan ese tipo de mercancías al gobierno venezolano, por las graves denuncias de violación de Derechos Humanos, cuyas fotos y videos ya han llegado tanto al Parlamento Europeo, como al Senado Norteamericano que seguirá imponiendo sanciones a civiles y militares por la brutal represión de las manifestaciones.

¿Están vencidas las lacrimógenas?

El periodista Nelson Bocaranda, hace una interrogante en su trabajo de investigación sobe la empresa brasileña encargada de proporcionar gas no letal al gobierno de Venezuela ¿Se compran lacrimógenas vencidas a Condor para aminorar costos, o son municiones que se vencen por el largo tiempo que los componentes de la FAN tienen en reserva? Con el nuevo cargamento adquirido por el Gobierno, y los registros de años anteriores difundidos por diversas ONG sobre la constante reposición de municiones, la segunda teoría podría quedar descartada, tomando en cuenta además las situaciones irregulares que se han vivido en las calles del país en los últimos tres años y en las que se han utilizado bombas lacrimógenas para contener a los manifestantes. Entretanto, fotografías de municiones con la marca Condor rec, se han hecho virales a través de las redes sociales, en donde se denuncian el accionar de las mismas ya expiradas, a la vez que se alerta acerca de los daños irreversibles a la salud que estas pueden ocasionar. Sin embargo, voceros del Ejecutivo nacional no se han pronunciado al respecto, y hasta la fecha se siguen utilizando a la hora de reprimir a los manifestantes. Venezuela, que se posicionó en el puesto número 18 a escala mundial entre los mayores compradores que equipamiento militar en el año 2015, según el informe del Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (Sipri)  de ese año, continúa invirtiendo millones de dólares para la compra de equipos antimotín, a pesar de la dura crisis económica en la que se encuentra sumida.

China envía tanquetas.

La semana pasada arribaron al país proveniente de China, unas 150 tanquetas para ser utilizadas por la GNB, en el control de las manifestaciones de calle, contra la “insurrección armada” que enfrenta el gobierno. A través de su cuenta de Twitter el gobernador de Miranda, Henrique Capriles, denunció el hecho. “Dentro de esta inaceptable importación llegaron 150 nuevos vehículos marca Norinco y equipos procedente de China para la represión del pueblo venezolano que serán trasladadas por comisiones mixtas de seguridad a las 9:00 de la noche desde Puerto Cabello a Caracas”. El líder opositor, manifestó también su “indignación” con el Gobierno de China y calificó de “inaceptable” que el país asiático “venda equipos para reprimir al pueblo” venezolano cuando el país caribeño atraviesa la “más grave crisis alimentos y medicinas de la historia”.

Denuncia ante el Parlasur.

El diputado a la Asamblea Nacional Williams Dávila señaló este viernes 16 de junio que denunciará ante el Parlamento del Mercado Común del Sur (Parlasur) a la empresa Condor, que ha vendido en reiteradas oportunidades cargamentos de bombas lacrimógenas al gobierno de Nicolás Maduro. El parlamentario Jorge Millán denunció que el Estado adquirió 40.000 bombas lacrimógenas simples y 37.870 gases de una carga triple a través de la empresa estatal Veximca, para uso de la Fuerza Armada Nacional. En una serie de documentos publicados en Twitter, Millán publicó una hoja en el que evidencia la transacción firmada por el Mayor General Giuseppe Yofredda. En otro escrito se evidencia la orden de despacho, que pesa un total de 23 toneladas. La Guardia Nacional, que forma parte del componente de la Fuerza Armada Nacional, ha sido denunciada por el mal uso de las bombas lacrimógenas contra los manifestantes opositores. La representante del Ministerio Público, Luisa Ortega Díaz, informó el mes pasado que el joven Juan Pablo Pernalete le disparon una bomba lacrimógena de forma directa al cuerpo, lo que ocasionó su muerte. Por el hecho, está siendo investigado un componente de la GN aunque todavía no se han establecido responsabilidades penales individuales. Además, el MP interpuso una medida de protección para niños, niñas y adolescentes y evitar el uso de lacrimógenas cerca de colegios y centros de salud por parte de los cuerpos de seguridad del Estado.

40 mil dólares diarios en gas del bueno.

La presidenta de Control Ciudadano para la Seguridad, la Defensa y la Fuerza Armada Nacional, Rocío San Miguel, denunció que el Gobierno de Nicolás Maduro gasta unos 40.000 dólares diarios en bombas lacrimógenas para contener protestas en Venezuela. A través de su cuenta en Twitter, indicó que “solo en bombas lacrimógenas compradas en China, el gobierno de Maduro gasta unos 40.000 dólares diarios para contener protestas en Venezuela”. Las cifras aportadas por San Miguel, podrían ser congruentes con un informe difundido  por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI). Donde se resalta que en la subregión sudamericana, el 46% de las importaciones del continente, las compras cayeron un 30% y Venezuela fue el mayor comprador de armas en el año 2016, pese a que el volumen se redujo al mínimo el año pasado, coincidiendo con la crisis por el bajo precio del petróleo. Siendo los mayores vendedores para Venezuela, Rusia que acaparó el 34% de las entregas de armas a Sudamérica en 2012-2016, seguida por Estados Unidos (16%) y Francia (8,1%) para otros países de la región. Voceros del Ejecutivo nacional, aun no se han pronunciado por la transacción de las 23 toneladas de bombas lacrimógenas que podrían arribar al país en las próximas horas, ni sobre la utilización de gases  vencidos para contener las manifestaciones que ya llegaron a 75 días continuos con un saldo, según la Fiscalía General de la República de 74 muertes.

 

Loading...

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *