Inicio > Opinión > VENTANA PANORÁMICA…Envío de una muestra

VENTANA PANORÁMICA…Envío de una muestra

José Isidro Cordero

Envío de una muestra

No son caprichos ni deseos de molestar expansivamente, las diversas manifestaciones de rechazo a la propuesta de convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente hecha por el Presidente Maduro, bajo orientación bien delineada del gobierno cubano. No digamos por primera vez, pero sí con fuerza popular nunca antes expresada, ha surgido en el país una férrea oposición a esa propuesta. Y no es para menos, aun cuando han querido envolverla en una especie de papel crepé de distintos colores y presentarla como un exquisito regalo de la revolución bolivariana del siglo XXI a la Venezuela del futuro, a una sustancial y decisiva mayoría de los venezolanos nos llega el tufo de la verdadera intención de la propuesta.

Más allá de la denuncia  hecha con un altísimo sentido de responsabilidad por el diputado a la Asamblea Nacional por el PSUV, el señor Germán Ferrer, al puntualizar: “Yo fui parte de esa juventud que dimos todo por tener una patria verdaderamente soberana y con la mejor calidad de vida para nuestra gente. Entiendo las acciones que puedan hacer los jóvenes. Hay formas de protestar y manifestar en las que no deberían estar arriesgadas sus vidas. Deben ejercer su derecho a la protesta que está establecido en la Constitución”.  Existe, en la mentalidad colectiva, la convicción de estar ya cocinada una nueva Constitución estructurad con el fin de lograr dos objetivos: el primero, cortar todas las vías posibles de enjuiciamiento a miembros del Gobierno por las tropelías cometidas en ejercicio gubernamental. El segundo objetivo, legalizar un régimen dictatorial con horizonte abierto hacia una eternización en el poder y continuar, sin traba alguna. Las acciones contra toda forma o manifestación de disidencia; es decir, reprimir, callar, reducir y constreñir a toda persona con pretensiones libertarias.

El primer objetivo a lograr con la nueva Constitución  (copia levemente modificada de la Constitución cubana actual) le es muy, pero muy necesario al régimen. Tratar de no ser condenado por las atrocidades cometidas sin miramiento alguno de los derechos humanos es una meta vital. El Gobierno busca, por todos los medios a su alcance, escudarse de la responsabilidad de todas las muertes ejecutadas por él durante su trayecto de mandato; de quitarse de encima la culpa de las muertes –bastantes incluso- habidas por falta de medicinas adecuadas y a tiempo; por motivos de escasez de productos alimenticios, por la cantidad de muertes de jóvenes a manos de grupos paramilitares armados e instigados por sectores oficialistas conocidos. El pueblo se opone a esa Constituyente porque está viviendo en carne propia la inclemencia de la represión. El pueblo intuye la represión actual como el envío de una muestra de todo lo por venir, en caso de concretarse la Asamblea Nacional Constituyente, y lograr ésta impone su producto constitucional.

BRISAS SUAVES

ES VERDADERAMENTE INSÓLITO. El caso de las actuaciones del  Defensor del Pueblo, señor Tarek Williams Saab, pudiéramos decir, es algo único en el mundo, no defiende al pueblo sino al Gobierno.  Además, en esa obstinada defensa recurre a la mentira y a las amenazas. Me llegó la información, según la cual, la señora María José Marcano Bermúdez, Secretaria Ejecutiva Permanente del Consejo Moral Republicano, fue amenazada con destitución del cargo y posible reclusión en un centro penitenciario, por haberse negado a firmar el Acta donde supuestamente se dejaba constancia de la selección de los candidatos a magistrados del TSJ, en diciembre de 2015 y dar testimonio, también, de la renuencia de la Fiscal, Luisa Ortega Díaz, a firmarla, debido al inadecuado procedimiento empleado para tal selección. De ser así, el señor Defensor del Pueblo debería aclarar el asunto frente a un Tribunal… NO ES UNA NORMA, pero sí una indicación. Cuando en determinados países ha habido manifestaciones populares de rechazo a sus respectivos gobiernos, cuya duración ha traspasado los 75 días continuos, con saldo de muertes superior a la veintena y lesionados y heridos por encima del millar, los protocolos de intervención internacional comienzan a activarse. En Venezuela las protestas están próximas a llegar a los 75 días y los muertos y heridos superan las cifras indicadas. ¡Y pensar, cuando los protocolos de intervención internacional se activan, los regímenes gubernamentales objetos de protestas, sucumben!… SE HABLA ESTRUENDOSAMENTE de allanarle la inmunidad parlamentaria al diputado Diosdado Cabello. ¡Qué mala suerte tiene el tipo! En los corrillos internacionales se le acusa de estar inmerso en negocios de dudosa transparencia y se le conmina a salir a ventilarse fuera de nuestro país para ponerle los ganchos. Si se concreta lo de la inmunidad, se facilita eso de ponerle los ganchos. Un consejo para Diosdado: debe cuidarse mucho, pero de poner un pie fuera de nuestro país… MUCHAS DE LAS PREDICCIONES  de Nostradamus no se han cumplido, sin embargo, aventurarse no reviste peligro. Entonces digo: La Asamblea Constituyente, de la forma como la quiere Maduro, no se concretará. El mundo ha evolucionado mucho y la gente está pila… USTED VOLVERÁ a leerme.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *