Inicio > Nacionales > “El Gobierno tiene el deber de abrir camino al diálogo y a la paz”

“El Gobierno tiene el deber de abrir camino al diálogo y a la paz”

Abrir camino al diálogo

El jefe del Comando de Campaña Zamora 200, Héctor Rodríguez, manifestó ayer viernes que el chavismo tiene que seguir abriendo un camino para el diálogo, la paz y el encuentro. Durante una entrevista en el programa Vladimir a la 1, transmitido por Globovisión, Rodríguez indicó que “siempre tenemos que apostar al diálogo y tender la mano”, además dijo “que los chavistas debemos corregir muchas cosas de gobierno que debemos hacer mejor. Nos exigen más presencia de liderazgo en la calle”. “El camino es el diálogo indiscutiblemente. La política siempre tiene espacio para el diálogo (…) Todos los problemas se resuelven dialogando”. Indicó que “nosotros reconocemos el liderazgo de la oposición y por eso lo convocamos al diálogo, son ellos los que no quieren reconocer a la fuerza chavista”.

Constitución será consultada

El jefe del comando de campaña para la Constituyente aseguró que “la nueva Constitución será consultada con el pueblo” y “elegirán a sus constituyentes. El único intérprete de la Constitución es la sala constitucional del TSJ”. Manifestó que “si la oposición tiene mayoría ¿por qué no se lanzan a la Constituyente? (…) todos los electores votaremos por el ámbito sectorial y territorial”. “Muchos de los partidos de oposición propusieron que se debe consultar al pueblo sobre la nueva Constitución y el presidente (Maduro) lo tomó en cuenta”. Agregó que el proceso electoral es “completamente transparente porque será una votación universal, directa y secreta”. Rodríguez explicó que la “Constituyente es un espacio para dialogar, un espacio para la paz”. Dijo que en la propuesta de la ANC se abordará “el tema económico porque tenemos una Constitución basada en la economía rentista, por otro lado, el tema de seguridad en el país, tiene que ser más rígida; el tema de la juventud y derecho a la vivienda”.

Todas las muertes duelen

El parlamentario expresó que la muerte de los venezolanos durante las manifestaciones opositoras “nos llena de mucha tristeza” y el llamado siempre es a “condenarlas completamente y pedirles a las instituciones del Estado que actúen y que hagan justicia”. “Creo que todos los venezolanos debemos condenar la violencia de donde provenga (…) Todo el que mate tiene que ir preso”. Exhortó a que “no dejemos que un grupito, una minoría imponga la violencia a la mayoría. No podemos permitir que la violencia sea la forma de acción política”. Explicó que “hay momentos en la que a la oposición se le escapa el odio y entran en un estado de locura. La oposición no asume la responsabilidad de las guarimbas”. Indicó que “todos los dirigentes políticos y medios de comunicación tenemos que dar un mensaje en el que no podemos permitir la violencia”. El diputado a la Asamblea Nacional, Héctor Rodríguez afirmó, en referencia al documento alternativo que planteará la MUD a los mediadores, que el sector oficial se encuentra dispuesto a abrir “nuevos caminos” para que el proceso del diálogo avance. “Nunca hemos ocultado la disponibilidad que tenemos de discutir cualquier cantidad de temas”, dijo.

La mayoría en la oposición rechaza la violencia

Héctor Rodríguez, precisó que sólo un grupo minoritario de la oposición está agitando la calle y animando a que siga la violencia en el país, asegurando que tiene pleno conocimiento que “la mayoría del liderazgo de la oposición, no quiere “la vía de la violencia”, sino “dirimir sus diferencias en paz y respeto”. Rodríguez aseguró que los venezolanos no quieren la guerra ni la confrontación y por ello “tenemos que enfrentar esas diferencias en paz, debemos tener paciencia y certeza que el único camino es que dialoguemos (…) creo que los actores políticos coinciden y comparten el empujar hacia una política de la racionalización”, señaló.

Se debe administrar el conflicto

El también jefe de la fracción parlamentaria por el Gran Polo Patriótico (GPP), Héctor Rodríguez, señaló este jueves que hay que buscar una forma de “administrar el conflicto” político en Venezuela pacífica, a propósito de la situación que vive el país. El parlamentario aseguró que el país ha vivido diferentes etapas de conflicto políticos, pero a su juicio ha sido diferente con la llegada del fallecido expresidente Hugo Chávez. En este sentido, dijo que las elecciones son un mecanismo para tal fin, sin embargo, explicó que las mismas no van a terminar con el mismo, al considerar que es elemento natural de los países. A su vez, afirmó que todos los partidos, incluso de la oposición deberían apoyar la medida de las milicias, que a su juicio sería un punto de encuentro entre las diferencias políticas en defensa de la soberanía.

Maduro está dispuesto a dialogar

El parlamentario Héctor Rodríguez, también precisó que el presidente Nicolás Maduro en el pasado cercano y en el presente, es el Presidente que más ha llamado al diálogo en el país, no sólo a la oposición, sino a todos los sectores de la vida nacional. Las palabras expresadas ayer por Rodríguez, lucen congruentes con las pronunciadas el miércoles pasado, por el presidente de la República Nicolás Maduro, cuando señaló que está dispuesto al diálogo con los factores nacionales que adversan su gobierno, y hasta con el gobierno de los Estados Unidos, autorizando una serie de reuniones de alto nivel con funcionarios del régimen de Donald Trump, según Maduro a “solicitud de ese país”. “Si el presidente Donald Trump lograra visualizar con un halo de luz la verdad de Venezuela, yo inclusive podría dialogar con él algún día”. Estamos listos para dialogar con todo el que haya que dialogar, inclusive con el gobierno de Estados Unidos, dijo Maduro. “Han pedido unas reuniones importantes, de muy alto nivel, no las voy a develar ni a informar todavía, y yo aprobé esos encuentros”, aseguró durante un consejo de ministros. ¿Por qué no vamos a dialogar? Claro que tenemos que dialogar, añadió el Mandatario socialista, quien enfrenta una creciente presión de Estados Unidos ante la crisis política y económica del país petrolero. Con eso digo todo, para que ustedes vean nuestro corazón dónde está y cómo late de buenas intenciones y buena voluntad”, afirmó el Mandatario venezolano en una reciente transmisión televisiva. Maduro también reiteró que un grupo de países de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) -que no precisó- fueron invitados a Venezuela “para ver si se inician diálogos con la oposición”, aunque reconoció que “no es fácil”.

Primero dialogue con la oposición

El gobierno estadounidense rechazó ayer la petición del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de reuniones de alto nivel con Washington y aseguró que en su lugar debería centrarse “en discusiones dentro de Venezuela para solucionar la situación política, económica y humanitaria”. “Estamos al tanto de los comentarios del presidente Maduro. Recomendamos que se implique en discusiones dentro de Venezuela para solucionar la situación política, económica y humanitaria”, afirmó un funcionario del Departamento de Estado que pidió el anonimato. El portavoz respondía de este modo al anuncio hecho este jueves por Maduro de que había aprobado reuniones de alto nivel con Estados Unidos, y en el que mostró su disposición a dialogar con su homólogo estadounidense, Donald Trump, si este logra ver la verdad sobre el país caribeño. El funcionario estadounidense subrayó que el gobierno de Caracas “tiene que cumplir con los compromisos hechos durante el proceso de diálogo del noviembre del año pasado para establecer un ambiente positivo y constructivo en el cual puedan tener lugar negociaciones y una mediación entre todas las partes en Venezuela”. “El gobierno debe alcanzar un acuerdo con los partidos de la oposición sobre un calendario para celebrar elecciones rápidas, respetar la Constitución y la Asamblea Nacional, liberar de manera inmediata e incondicional a todos los presos políticos, y atender las necesidades humanitarias de los venezolanos”, agregó a la vez que descartaba encuentros con funcionarios venezolanos. El llamado de Maduro al diálogo ocurre en medio de una prolongada ola de protestas, sobre todo en contra del gobierno venezolano, por la crisis política y económica que vive el país, que enfrenta una aguda recesión económica y una inflación que superó 700% anual en 2016. Algunas de estas manifestaciones se han tornado violentas y han dejado al menos 78 muertos y más de mil heridos, según cifras de la Fiscalía venezolana. Maduro insiste, por su parte, en que el proceso para reformar la Constitución, al que llamó el pasado 1 de mayo, será el epicentro del diálogo y la paz en Venezuela.

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *