Inicio > Opinión > MI COMPROMISO ES CON LAS COMUNIDADES: FUTURO SIN DEFINICION

MI COMPROMISO ES CON LAS COMUNIDADES: FUTURO SIN DEFINICION

Félix Rodríguez

Pronosticar no es fácil, pero muchos desearían conocer el “Que Vendrá “. Poner en perspectiva los aconteceres  tiene una gran dosis de especulación, por lo tanto el análisis debe iniciarse con elementos del pasado, que de una u otra forma ayuden a atenuar cualquier resultado fuera de la realidad.  Sin embargo, en la mayoría de los casos todo estará sujeto a las decisiones o acciones que se tomen.  El momento político y social nos brinda la oportunidad de ver en real perspectiva la continuidad del Proyecto Revolucionario legado por el Líder Supremo Chávez

La intensión no es retroceder en un largo pasado, para nuestra Venezuela, es suficiente dos años, los cuales están llenos  de situaciones a la que el pueblo  se ha visto expuesto, y ahora con la propuesta, por parte del gobierno, de la promoción  y aprobación, por el pueblo,  de una nueva constitución. Dicha propuesta ha creado las más variadas interpretaciones jurídicas, tantas que han generado un debate de confusiones. Lo cierto es que la revolución está en fase de prueba y se requieren cambios rápidos y transcendentales.

Así,  en el año 2012 se inicio una profundización en los cambios estructurales de la economía, los cuales tenían como objetivo desmontar la estructura de costo de los productos, bienes y servicios. Conjuntamente con esto se trató de ser más justos en  la distribución de las riquezas proveniente de la renta petrolera,  mediante la asignación de divisas a cambio preferencial por medio del SITME. Este proceso de cambio, empezó a verse comprometido por los anuncios de la enfermedad del presidente, quien se vio limitado a continuar dirigiendo las  acciones económicas propuestas. Todo esto  se le agrego el compromiso electoral donde se estaba exponiendo la reelección del Comandante – líder  Presidente Chávez. Estos factores le permitieron a la derecha atacar y crear bases para erosionar la Economía del País. La respuesta del Gobierno fue contundente al acelerar el abastecimiento y en particular la Misión Vivienda. El triunfo del Chavismo, 7 de Octubre, no basto para mitigar el ataque, ese año quedaron  pendiente dos factores el plan de la patria, promocionado como parte de la propuesta del Presidente (Plan 2013-2019 ) y el desenvolvimiento de la enfermedad del Líder.

El año 2013, llego con el desenlace fatal de la muerte del líder y con una clase política, opositora, enardecida con ventajismo motivacional y sentimental: lanzándose a una campaña desmedida y brutal, en función de evitar la elección del Presidente Maduro. Para ello penetraron la economía del estado haciendo uso de la confianza ofrecida por el gobierno, en la otorgación de divisas. Elevaron la especulación  y usura hasta por más del 500 por ciento, ayudaron a la escases de productos y equipos  mediante el acaparamiento, inclusive se atrevieron a promocionar el sabotaje a los servicios básicos del pueblo. El Presidente Maduro reacciono con medidas radicales de justicia  y abordaje de leyes especiales, para de esa forma empezar a sentar bases, en dirección de retomar el plan de la patria, ante el  resultado obtenido, poco efectivo,  el país se sitúa en un desafío de decisiones que no están a la vuelta de la esquina. Lo que indica que no habrá desenlace feliz, a menos que se establezcan  y acuerden acciones comunes. En mi entender es necesario, por parte del gobierno, acompañar la propuesta de constitución de medidas como por ejemplo: proponer un plan económico de acción inmediata y acordarlo con los factores de oposición, teniendo como pivote un comité de seguimiento. Y desde esa plataforma afrontar la estrategia política dirigida a que sea el pueblo quien decida la continuidad revolucionaria.

Ante lo visto, y en función de definir los asuntos políticos del poder, se debe entender el deterioro que se está presentando en el desarrollo social de lo que debe ser la Venezuela  de hoy, ante el avasallante desarrollo mundial.  Sin dejar  claro que la situación política es importante, se hace imprescindible darle prioridad a los asuntos económicos, por el bien del futuro, sea cual fuese la definición política del poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *