Inicio > Opinión > CONTEXTO VENEZUELA 2017: El deseo Maduro: Perpetuarse en el poder

CONTEXTO VENEZUELA 2017: El deseo Maduro: Perpetuarse en el poder

Marcos Hernández López

El argumento de Maduro para imponer una nueva Carta Magna, por cierto hecha a su medida: “como se cerraron las vías para dialogar, se convoca una Constituyente para la paz”. Ahora bien, ¿Esa es una explicación válida dentro de una lógica necesaria para cambiar las bases del Estado venezolano?

La situación actual de rebelión popular que se está presenciando en todas las calles de Venezuela, demuestra que no fue ninguna propuesta para la paz. La gente entiende en su mayoría (83,3%) todo lo contrario, es una propuesta de naturaleza radical – ideológica  para desmontar todas las instituciones democráticas del país y acabar con la Constitución de 1999, legado de Chávez. Ese es el objetivo de la propuesta de Nicolás Maduro, que además no se adapta a la Constitución vigente, sino que la viola y que se revela como un fraude a la voluntad popular, de inicio a fin.

La estructura política impulsada por la Constituyente de Maduro, no respeta la división política territorial, debido a que una Comuna, ciudad Comunal o federación Comunal no deben necesariamente coincidir con los espacios territoriales de estados y municipios. La Constituyente Comunal, como figura no existe en la Constitución. Yo creo que ante la propuesta, lo primero que hay que plantearse es: ¿Constituyente Comunal va a resolver los problemas económico, político o social del país? Por supuesto que no. El único punto que requieren los maduristas y que está en el decreto, es la creación del Estado Comunal, pero eso es un fraude porque fue vencida en el 2007; esa fue la propuesta de reforma constitucional que Chávez construyó y que fue rechazada abrumadoramente, por cierto aún se espera por los resultados finales negado por el actual CNE.

Es una verdad, el esquema planteado por el poder Comunal es contraria a la Constitución, por qué rechaza la participación de los partidos políticos… Los partidos están llamados a orientar la vida política de un país y tienen derecho de participar como cualquier ciudadano. No se puede establecer una Constituyente con base a una visión parcializada, intencionada y discriminatoria. Un voto sectorial procede de un sindicato, gremios, comunas, universidades…pero en ningún órgano político nacional que sea parte del Estado puede existir un voto sectorial. El voto tiene que ser universal, directo y secreto. ¿Y cuál es la verdadera misión de la Constituyente madurista?

Perpetuarse en el poder a través de un mecanismo “constitucional” contrario a todos los principios del Estado democrático, busca crear un Estado Comunal sin consultar al pueblo para eliminar la democracia representativa, porque ese proyecto no está montado sobre la base del voto, sino sobre una supuesta participación protagónica del pueblo. Eso no es participación, sino un manejo promovido desde las esferas del poder central. Por ejemplo, esta propuesta es como resucitar los “soviets”, 100 años después.

En síntesis, la Constituyente Comunal está orientada en aprobar una nueva Constitución que buscará el control total del Estado venezolano, e instaurar el soñado Estado Comunal. Las presunciones del gobierno de Maduro son reveladoras, se eliminarán todas las instituciones democráticas, los partidos políticos, los procesos electorales, la Asamblea Nacional, las alcaldías, gobernaciones y todo apuntará hacia consolidar un sistema político análogo cubano, con partido único y reelección indefinida de actual Presidente.

Correo: hernándezhercon@gmail.com

Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores

Visita nuestra web: www.hercon.com.ve

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *