Inicio > Opinión > REFLEXIONES DE UN CIUDADANO ACTIVO…

REFLEXIONES DE UN CIUDADANO ACTIVO…

Fernando Luis Morgado Graterol

Coordinador A.C. Sucre Posible

En Venezuela, no cuesta mucho encontrar una palabra que describa adecuadamente la presencia de un individuo con semejantes características en la Presidencia. Desgracia, vergüenza, calamidad, o desastre; cualquiera de ellas, y todas juntas, dibujan a cabalidad la gestión actual. Lo cierto es, que resulta incomprensible para nosotros y el resto del mundo, que los destinos de una nación dependan de semejante personaje. La continua violación de los DDHH en este hermoso país, empezando con la conculcación de las elecciones regionales y el referéndum revocatorio, además del desconocimiento de la Asamblea Nacional electa con abrumadora mayoría, y ahora con la pretensión de aprobar una Asamblea Constituyente ilegítima  y no representativa, obliga al desconocimiento de la autoridad por violar preceptos constitucionales.

Claro, con el 85% del país en contra, no habría forma de ganar dicha convocatoria, si su elección fuese UNIVERSAL, LIBRE, TRANSPARENTE Y SECRETA, sin trampas sectoriales, donde todos los inscritos en el CNE, eligieran  a los candidatos que fuesen de su simpatía. La sectorización es la trampa, que permitiría que el 15% de los electores se impongan sobre el 85% que clama cambio y mejoría.

Pero pareciera que todos en el país están claros, los estudiantes, la Iglesia, la AN, las organizaciones políticas, los gremios y la sociedad civil en general, ya decidieron la ruta a seguir, que no es otra que mantenerse en protesta, a pesar de los brutales ataques recibidos.

También tienen clara la situación de los militares, y aclaro que no tengo un solo amigo, ni contacto alguno con las cachuchas; pero no podría ser de otra manera, porque ellos no son marcianos, tienen familia y padecen en su mayoría los rigores de su actual desgracia… Además quiero y necesito creer que NO todos ellos están incursos en delitos.

El atropello visto recientemente en contra los diputados de la AN, por parte de quienes tienen la responsabilidad de protegerlos, y la irresponsable amenaza del máximo vocero de la revolución, “de lograr con las armas, lo que no obtengan por los votos”, indica que ya está cerca el acto final del sainete caribeño… ¿Qué demócrata puede decir semejante barbaridad?

Lo cierto es que ya el régimen puso fecha, para defenestrar a la democracia, pero desde hoy hasta el 30 de julio, veremos correr mucha agua por debajo del Puente, y muchos escenarios están latentes; incluyendo la posibilidad de retiro de esa propuesta, por parte del mismo Maduro, bien sea por convicción o por presión de los mismos que hoy lo sustentan en Miraflores. Recuerdo a un improvisado Presidente, cuando decretó que a partir de diciembre del 2016, dejarían de circular los billetes de 100 en su país, y pasados ya siete meses, eso no ha ocurrido. Y no ocurrió, “no porque no quiso, si no porque no pudo”. Como no pudo parar el valor del dólar libre, ni la inflación, ni la escasez, ni la delincuencia, ni el hacinamiento hospitalario. Triste realidad de un gobierno ineficiente e incapaz de resolver los problemas de la gente.

Mientras estamos imbuidos en la crisis política, vemos impotentes, como el deterioro de nuestras ciudades, se torna dantesco y estructural. Aquí en el estado Sucre, fueron aprobados hace pocos meses QUINCE MIL MILLONES DE BOLIVARES (Bs. 15.000.000.000) para resolver las calamidades que nos agobian, como los hospitales abandonados, la red de drenajes y colectores de aguas servidas colapsadas, la gravísima situación de la basura, y las carreteras destrozadas, entre otras; y los ciudadanos se preguntan ¿a dónde fueron a parar esos reales? pues no se ven las soluciones ofrecidas. Los sucrenses y particularmente los cumaneses, no se explican que sus autoridades regionales y municipales, ni siquiera sean capaces de poner en funcionamiento los semáforos, ni demarcar los rayados, ni señalizar  las calles y el sentido correcto de circulación. No entienden, su ineficiencia para desarrollar políticas públicas, para que el Estado muestre un mejor rostro, y la calidad de vida mejore. De allí que “Cualquiera puede mostrar valentía, aun careciendo de ella; pero nadie puede mostrar ingenio, si carece de él…”

Te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *