Inicio > Reportajes > Usuarios piden solventar déficit de tapaítos y brindar mayor seguridad

Usuarios piden solventar déficit de tapaítos y brindar mayor seguridad

Los pescadores de la Península de Araya suplen la falta de tapaítos de manera temporal | FOTO: Martín Coronado

La empresa Tamaca se encuentra cerrada | FOTO: Martín Coronado

Algunos peñeros no cuentan con techos ni chalecos salvavidas | FOTO: Martín Coronado

El pasaje se paga directamente al recaudador de cada embarcación | FOTO: Martín Coronado

Los usuarios viajan aglomerados debido a la falta de botes. | FOTO: Martín Coronado

A cualquier hora del día se observa una larga cola de pasajeros. | FOTO: Martín Coronado

Algunos botes no tienen techos ni chalecos salvavidas

Desde hace más de dos años, usuarios del transporte marítimo que cubren la ruta Cumaná-Araya-Manicuare, conocidos popularmente como tapaítos, han venido denunciando reiteradamente a través de los medios de comunicación social, el deterioro progresivo en la prestación de este importante servicio, el cual, lejos de mejorar, ha decaído de forma alarmante.

Si bien es cierto que las denuncias de falta de embarcaciones, aumento en el costo de las tarifas y condiciones de navegabilidad inseguras son una constante durante la temporada alta, como Carnavales y Semana Santa, las mismas prevalecen a lo largo de todo el año, con énfasis también en los meses de agosto y septiembre, época de vacaciones escolares.

Atendiendo el llamado de varios usuarios, el equipo reporteril del Diario Región acudió al Terminal de Tapaítos Tamaca, ubicado en la Terminal de Ferrys de Cumaná, para constatar la situación, pudiéndose observar que, efectivamente, las condiciones para el traslado de los pasajeros no son las más adecuadas.

Es notorio el cierre de las oficinas de la empresa Tamaca, que según informaron pasajeros y dueños de embarcaciones, dejó de funcionar desde hace más de un año, y por ende la taquilla para la venta de boletos, debido a la falta de motores para los botes que conforman la flota de dicha empresa.

Debido a esto, y para no dejar a los habitantes de la Península de Araya desprovistos de este servicio, los pescadores de la zona habilitaron por cuenta propia un total de 10 peñeros, que son los que actualmente se encuentran operativos.

A pesar de que los usuarios reconocen y agradecen esta iniciativa, también manifiestan su preocupación porque no todos los botes cuentan con techos y chalecos salvavidas, además de que las personas viajan aglomeradas, lo que pudiera poner en riesgo sus vidas de llegar a ocurrir una eventualidad.

También exteriorizaron su desacuerdo con el aumento desproporcionado del pasaje, estipulado en 2 mil bolívares, pero que a partir de este lunes se incrementará a 3 mil bolívares, según alegan los marinos, para poder costear los gastos del aceite de motor, que subirá de 15 mil a 20 mil bolívares por unidad de 1,5 litros, que sólo les alcanza para cubrir cuatro viajes.

Es de destacar la vigilancia constante de efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana, acantonados en un Comando especial contiguo al Terminal de Tapaítos, quienes efectúan rondas regulares para mantener el orden público y cerciorarse de que la jornada transcurra con normalidad.

El llamado generalizado de los usuarios es para que las autoridades regionales agilicen los trámites necesarios, que permitan dotar de motores a los botes que se encuentran fuera de servicio y solventar con ello el déficit que día a día padecen quienes deben trasladarse desde y hacia la Península de Araya.

 

Óptica

Liz Cardozo, usuaria: “Por el momento hay suficientes botes, aunque a veces se paran por falta de aceite y combustible. Algunos no tienen salvavidas y viajamos con riesgo, pero no tenemos otra opción, pues la empresa Tamaca cerró hasta nuevo aviso”.

Wilfredo Vizcaíno, usuario: “El sobreprecio en los pasajes es exagerado. Actualmente está en Bs. 2.000 hasta Manicuare y piensan aumentarle Bs. 1.000 la próxima semana. La seguridad no es muy buena en este tipo de embarcaciones, algunas no tienen techo”.

Caroline Rodríguez, usuaria: “Los estudiantes y las personas que trabajamos en Cumaná nos tendremos que venir nadando, ya que a partir del lunes el pasaje aumenta a Bs. 3.000 y si no tienes Bs. 6.000 para ida y vuelta, no podrás viajar. El trato tampoco es bueno, si nos quejamos porque embarcan muchas personas nos dicen que esperemos otro bote”.

 

Raulín Pereda, dueño de embarcación: “Un litro y medio de aceite no nos alcanza ni para una semana, se acaba en tres o cuatro viajes diarios. Estamos esperando, si aumentan el aceite de Bs. 15.000 a Bs. 20.000 tendremos que aumentar el pasaje a Bs. 3.000 para compensar el gasto”.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de