Inicio > Nacionales > CNE “mueve” 200 centros de votación

CNE “mueve” 200 centros de votación

Centros “guarimberos” fueron movidos

La rectora del Consejo Nacional Electoral, Tania D´Amelio, informó este miércoles que se reubicaron 119 centros de votación para las elecciones regionales previstas para este 15 de octubre. En ese sentido, indicó que los centros movidos fueron “donde se produjeron hechos de violencia, hostigamiento y sabotaje cuando las elecciones de la ANC”. “Estos centros de votación mantienen sus códigos y denominaciones, pero se ubican en nuevos espacios seguros para el ejercicio del voto”, dijo. Asimismo, apuntó que el Poder Electoral fijará en la antigua sede de cada centro de votación los avisos para informar al elector la dirección de su lugar de reubicación para que “tengan la oportunidad de ejercer su derecho al voto en condiciones de seguridad”. Sin embargo, aseguró que los ciudadanos pueden verificar su centro a través de la página web del CNE o llamando al 0800 votemos (0800-8683667).

Los electores deben revisar

El rector principal del Consejo Nacional Electoral, Luis Emilio Rondón, durante una entrevista realizada este martes por Unión Radio, pidió a los electores que ejercerán su derecho al sufragio este domingo 15 de octubre a que verifiquen constantemente la página del CNE por si su centro de votación sufre algún cambio. El rector agregó además que aproximadamente 200 centros de votación están afectados en todo el país, y podrían ser reubicados logísticamente, por variables de seguridad o por razones de infraestructura, cosa que consideró que no debería estar sucediendo a cuatro días de las elecciones. Con el tema de las sustituciones de candidatos, Rondón señaló que hubo una restricción por parte del CNE y el TSJ. “La configuración de este proceso ha tenido que sortear un cúmulo de obstáculos y este fue uno de ellos”, enfatizó. Para finalizar recalcó que el derecho de los ciudadanos es ejercer su voto y puntualizó “no permitas que nadie decida por ti”.

Mosca con los votos nulos

La oposición venezolana ha centrado su campaña proselitista con miras a las elecciones regionales del domingo, aclarando la forma en que se puede votar por sus candidatos por temor a verse perjudicada por votos nulos debido a una confusión. La oposición denunció que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no admitió que los partidos sustituyeran a sus candidatos que perdieron en las primarias del 10 de septiembre, por lo que podrían aparecer sus nombres en la tarjeta de votación electrónica y cada voto que reciban será contado nulo. Una de las cinco rectoras principales del CNE, Tania D’Amelio, afirmó que la sustitución de candidatos fue tramitada y que los partidos están haciendo un escándalo sin sentido. “Ustedes modificaron y no le dijeron nada a sus electores”, señaló en un acto del ente electoral. Agregó que la oposición está tratando de hacer ver que el CNE impidió la sustitución de candidatos, aun cuando firmaron la tarjeta de votación. “No pueden decir que los engañamos, yo puedo sacar públicamente lo que ustedes firmaron en el CNE”, aseveró. Pese a ello, el jefe de campaña de la oposición, Gerardo Blyde, dijo que la sustitución de candidatos no se hizo en el plazo establecido, el cual se cumplió el jueves pasado, y señaló que el CNE busca crear confusión entre los electores para generar votos nulos. Ante la duda, la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD) ha concentrado los últimos días de campaña en recalcar la figura de sus candidatos formalmente inscritos. En los próximos comicios se elegirán 23 gobernadores regionales y la oposición espera cambiar el panorama surgido de las elecciones de 2012, por el cual el chavismo domina en 20 estados.

Si hay participación gana la oposición

Para este domingo estarán habilitados 18,09 millones de electores. Los comicios se realizarán dos meses y medio después de que finalizaran las protestas contra el Gobierno, que entre abril y julio dejaron 123 muertos. El diputado Simón Calzadilla, del Movimiento Progresista, dijo ayer que la oposición puede ganar “todas” las gobernaciones si hay una altísima participación. “Podemos ganar la mayoría de las gobernaciones si hay una mediana participación. Incluso, podríamos quedar con minoría de gobernaciones si hay baja participación, así que la diferencia está en si el elector vota o no”, señaló en una rueda de prensa. Insistió que el elector debe buscar la fotografía del candidato que ganó las primarias, su nombre y apellido, para estar seguro de que el voto será válido. “El 80 por ciento de los venezolanos no quiere vivir como estamos viviendo, pero para que se produzca el cambio en Venezuela es necesario obtener un gran triunfo el 15 de octubre”, resaltó. La oposición hizo circular una carta firmada por varios políticos presos que llamaron a votar como una forma de protesta contra el Gobierno: “No votamos porque estemos en democracia, votamos porque no renunciamos a ella”, indica la misiva firmada por el ex alcalde Daniel Ceballos y Yon Goicochea, ambos del partido Voluntad Popular, de Leopoldo López.

La abstención, el enemigo a vencer

La oposición venezolana enfrenta el desafío de llevar a sus desmotivados seguidores a votar el domingo en las elecciones de gobernadores, pues una elevada abstención permitirá al gobierno de Nicolás Maduro minarles el favoritismo que le dan las encuestas, según analistas. Entre 50% y 60% de los venezolanos están dispuestos a votar en los comicios regionales, según la firma Datanálisis, mientras que el promedio de participación en este tipo de elecciones ha oscilado entre 60% y 70%.

“Ahora la intención es menor, porque hay frustración en la oposición, una fractura entre los que quieren ir y los que piensan que es un error pues valida al Gobierno, a la Constituyente y al poder electoral”, dijo a la AFP Luis Vicente León, director de Datanálisis. La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que asegura ser aún mayoría tras arrasar en las elecciones parlamentarias de 2015, lideró multitudinarias protestas entre abril y julio para exigir la salida de Maduro y frenar la elección de la Asamblea Constituyente, integrada sólo por oficialistas. No se lograron los objetivos y la decepción entre opositores fue evidente: Maduro sigue en el poder, las manifestaciones dejaron unos 125 muertos y la Constituyente se instaló a pesar de denuncias de irregularidades en la elección. Félix Seijas, director de la encuestadora Delphos, calcula una participación cercana a 55%, aunque -opinó- “en el contexto actual debería ser mayor, porque esta elección servirá para conocer el balance de fuerzas entre gobierno y oposición”.  Por el contrario, Jesús Seguías, director de Datincorp, cree que en las regionales votarán más de 60% de los venezolanos. “La ira acumulada y la impotencia por no encontrar salidas a la crisis hace que se vea a estas elecciones como una oportunidad de enviar un mensaje de descontento”, comentó. La oposición ha multiplicado sus llamados a votar para castigar al Gobierno por la severa crisis del país, que está al borde de la hiperinflación y sufre una grave escasez de alimentos y medicinas.

¿El Gobierno quiere baja votación?

El gobierno controla actualmente 20 de las 23 gobernaciones del país, las tres restantes son de la coalición opositora. Una encuesta de Datanálisis precisó que 44,7% de los consultados planea votar por los candidatos de la oposición y un 21,1% por los oficialistas. Con ese resultado, calcula la firma Torino Capital -que encargó el estudio-, la MUD puede ganar 18 estados. Los expertos coinciden en que pese a que es probable que el gobierno gane esta vez menos gobernaciones, una baja participación podría emparejar el resultado. “Una abstención alta puede beneficiar al gobierno en estados pequeños y la oposición puede bajar a 11 gobernaciones”, precisó Seijas. No obstante, Maduro asegura que los oficialistas podrían incluso lograr las 23 gobernaciones. “Será una victoria histórica”, expresó. León advierte que para la oposición es fundamental vencer la abstención porque “es obvio que es mayoritaria”. “En un escenario convencional, con participación elevada y una elección transparente y competitiva, debería tener un triunfo bastante contundente”, aseveró. Ante esa fotografía, el mejor escenario para el gobierno -acotó- será “reducir el esplendor del voto opositor y para eso usará su fuerza de movilización, chantaje electoral y control institucional”. “En una elección normal la oposición ganaría todas o casi todas las gobernaciones, porque el rechazo al gobierno es masivo, de casi 80%. Ahora bien, el Gobierno estimula la abstención, y abusa de su poder”, añadió Seijas.

El próximo domingo es la “batalla”

En un escenario así, ¿Por qué la Asamblea Constituyente ordenó adelantar esos comicios de diciembre a octubre? “Por su situación precaria producto de la crisis económica y las presiones internacionales, el gobierno está obligado a buscar salidas, negociaciones que le permitan continuar”, opinó Félix Seguías. Los analistas consideran que, por su parte, la oposición hace bien en participar. “No puede ceder su derecho sin batallar. La participación le permitirá movilizar a sus seguidores. Tiene que demostrar que es mayoría”, señaló Luis Vicente León. Seijas considera que el terreno fuerte de la oposición es justamente el electoral y debe aprovecharlo. “A pesar del desánimo, la oposición no puede ceder espacios de poder”, como son las gobernaciones. El director de Delphos considera que los opositores deben cuidarse, además, de enviar una señal de debilidad al mundo. “La comunidad internacional tiene la idea de que el país es opositor y el gobierno es minoría. Es preocupante si esa percepción cambia”, añadió.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de