Inicio > Nacionales > ¡Cuarto intento! Venezuela con los ojos abiertos

¡Cuarto intento! Venezuela con los ojos abiertos

¿La cuarta será la vencida?

Hoy en República Dominicana arranca una nueva ronda de diálogos que sostendrán durante dos días el gobierno venezolano y la oposición enfrentados por el poder político del país con las reservas petroleras más grandes del mundo, una de las reservas gasíferas más productivas de Latinoamérica, y un arco minero donde existen metales tan raros y exóticos como el coltan, también llamado “oro azul y el torio altamente utilizados en la industria celular y de electrónica. Sin embargo, ambas partes van a negociar por necesidad nacional, no porque quieran hacerlo, estando sobre la agenda puntos álgidos para el sector opositor como el reconocimiento de la asamblea Nacional y el levantamiento de las sanciones de los Estados Unidos y la Unión Europea, así como el refinanciamiento de la deuda externa. Sin embargo, las conversaciones que la oposición espera se conviertan en acuerdos concretos se centrarán en la grave crisis con una agenda centrada en la devastada economía. Y es que luego de tres acercamientos fallidos entre 2014 y 2017, las partes volverán a la mesa para intentar poner freno al choque de poderes y al profundo deterioro social. Por lo que se espera, que este cuarto intento sea fructífero para devolverles a los venezolanos la paz, los alimentos, las medicinas y la suficiencia de sus salarios.

La MUD va por una negociación

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), busca en esta nueva oportunidad de diálogo no salir con las manos vacías, y por ello planteará desde hoy al gobierno como principales puntos de la negociación, la creación de “un canal humanitario” para la entrada de alimentos y medicinas, en severa escasez, y “condiciones justas” de cara a las elecciones presidenciales de 2018. Vicente Díaz, miembro de la delegación opositora que está en República Dominicana, informó detalles del diálogo que mantendrán con el Gobierno el  1 y 2 de diciembre. En ese sentido, acotó que llevarán a la “negociación” líderes en las diversas áreas: “Vamos a República Dominicana con una delegación de negociadores, consultores, asesores en diversas áreas, tenemos varios tableros de trabajo para mejorar la calidad de vida de los venezolanos y recuperar la constitucionalidad”. Díaz aseguró que tras el encuentro le dirán al país si se logran o no acuerdos. “Queremos que se reencuentre la familia venezolana, quienes no creen en este esfuerzo le pedimos el beneficio de la duda, al finalizar la reunión del 1 y 2 de diciembre le diremos al país los resultados en lo que es una etapa pública de la negociación (…) vamos a luchar, si no llegamos a un acuerdo se lo vamos a decir al país por la calle del medio. En el país hay exiliados políticos pero también exiliados económicos”, indicó. Asimismo, manifestó que conversaron con el Ejecutivo sobre la necesidad de mantener un “equilibrio” sobre los países garantes, “que haya representación paritaria dentro los países que propone el Gobierno y la oposición”. Apuntó que  Paraguay informó que le “dificultaba” asistir a la negociación: “Esperemos que más adelante puedan hacerlo, el objetivo no es llenar un papel sino que se cumpla lo acordado habrá un mecanismo de seguimiento”. Vicente Díaz explicó que durante el diálogo hay seis puntos en la agenda y “se presentarán temas durante 15 minutos en bloques”. “Primer día: cada quien ofrecerá su diagnóstico, presentaremos demandas y exigencias. En estos procesos todo el mundo se guarda sus cartas para exponerlas en la reunión, por eso no podemos revelar nuestra estrategia. El Gobierno hace lo propio, nosotros presumimos lo que van a plantear que es soberanía, sanciones y el tema de la Asamblea Nacional Constituyente, eso no quiere decir que los aceptemos, solo que ellos lo plantearán, igual sucederá con lo que nosotros expongamos”, dijo. Destacó que “tenemos que ver las consecuencias en el largo plazo, no hay forma de que Venezuela, logre superar la pobreza si no hay un proceso de alternabilidad política en el país de largo aliento”, al tiempo que expresó que “vamos con el objetivo de tener éxito en la negociación aunque debemos estar preparado por si sucede lo contrario”.

Qué busca el Gobierno

En tanto, Maduro exige a la MUD que abogue por el cese de las sanciones de Estados Unidos, que prohíben a funcionarios y entidades de ese país negociar nueva deuda de Venezuela y de su petrolera PDVSA. “La política es un elemento fundamental, pero los dinamizadores de la negociación son económicos”, dijo a la AFP Luis Vicente León, presidente de la encuestadora Datanálisis. La ronda de conversaciones, que se extenderá hasta el sábado, tendrá lugar luego de que el miércoles el vicepresidente Tareck El Aissami anunciara que Maduro buscará la reelección. Según dirigentes opositores y analistas, los comicios previstos para diciembre de 2018 podrían ser adelantados para el primer trimestre, aprovechando las fracturas en la MUD y antes de que la crisis económica empeore. “Sería un adelanto tipo Pearl Harbor: un ataque por sorpresa. Pueden fijarlas incluso en enero o febrero. Debe ser un punto para la oposición en las negociaciones: fijar fecha y condiciones claras”, dijo a la AFP el politólogo Luis Salamanca.

Gobierno necesita del diálogo

Aunque muchos analistas aseguran que por primera vez en las tres anteriores oportunidades, ambas partes necesitan de un negociación política para no dejar en “punto muerto” la crisis y el destino de los venezolanos. Otros consideran que el gobierno dadas las circunstancias por las que atraviesa desde el ámbito financiero, monetario y de captación de divisas, necesita que la oposición le apoye para recuperar el poder económico, pues aunque tiene poder político con 18 gobernaciones y podría ganar según, los cálculos unas 250 alcaldías, ese logro electoral se convertiría en un cascaron vacío de los gobiernos regionales y locales no tienen el musculo financiero para resolver os problemas de la gente en sus regiones y municipalidades. Por ello, el gobierno tiene encima una gigantesca presión económica y ocurre a un dialogo con la oposición por primera vez en debilidad. La pregunta es ¿Cederá el gobierno poder político, para recuperar poder financiero internacional?. Por ahora, varios países serán garantes de los acuerdos, estarán presentes los cancilleres de México y Chile -propuestos por la MUD- y de Bolivia, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas -aliados del gobierno- acompañarán el proceso. Los diálogos ocurren mientras Maduro trata de refinanciar la deuda externa, estimada en unos 150.000 millones de dólares. Para ello necesita la aprobación del Parlamento, de mayoría opositora, y declarado en desacato por la justicia. Ante atrasos en pagos de intereses de bonos, Venezuela y PDVSA fueron declaradas recientemente en default por un grupo de acreedores y calificadoras de riesgo. Los venezolanos enfrentan un oscuro panorama, pues al desabastecimiento se suma la inflación más alta del mundo, que el FMI proyecta en 2.300% para 2018. El gobierno “no se sienta en la mesa por presión política, sino por presión económica, porque tiene una crisis brutal y sanciones internacionales que reducen su margen de maniobra”, subraya León. La MUD, por su parte, necesita éxitos para superar las divisiones que se acentuaron tras la derrota en los comicios de octubre, cuando el oficialismo ganó 18 de 23 gobernaciones entre denuncias de fraude.

 “¡Diálogo es traición!”

El pasado martes la Asamblea Nacional (AN) aprobó por mayoría nominal un Acuerdo de Consulta Nacional para el Rescate de los Derechos mediante un proceso de negociación. Con este consenso, los parlamentarios expresaron su respaldo a fin de observar las reuniones del diálogo entre el gobierno nacional, la oposición y la sociedad civil. Sin embargo, mientras los diputados opositores levantaban sus manos para aprobar el acuerdo de dialogo ante la plenaria, otros parlamentarios  gritaban consignas en rechazo de ese proceso de negociación. “El diálogo es traición”. Uno de ellos, el diputado Richard Blanco, de la nueva fracción parlamentaria “16 de Julio”, rechazó la aprobación “sin quórum” del documento que presentará la oposición en  República Dominica el próximo 1 y 2 de diciembre, en el marco del diálogo entre un sector de la oposición y el gobierno de Nicolás Maduro. Blanco sostuvo que el documento no cumple las exigencias reales de los venezolanos. Por su parte, el diputado de la misma fracción, Biaggio Pilieri, indicó que hay un sector opositor que lo que buscan es atornillar a este régimen”. Julio Borges, quien encabeza la comisión de negociadores de la MUD, respaldada por un grupo de asesores que incluye a empresarios, sindicalistas y activistas de derechos humanos, refutó a los disidentes arguyendo: “…sabemos a lo que nos enfrentamos. No somos ingenuos”, pero “es un deber” intentar que “se abra la cooperación internacional con medicinas y comida”, defendió Julio Borges, presidente del Legislativo.

Los 10 consejos que debe seguir la MUD

Derrotada en tres intentos anteriores de diálogos, varios expertos han dado consejos a la Mesa opositora para que no vuelva a cometer los errores del pasado. En ese contexto, para Luis Aguilar, politólogo y presidente de Polianalítica, la MUD ha perdido “legitimidad” y “credibilidad” al hacer públicas sus exigencias. En líneas generales, el experto consideró que “han avanzado poco o nada porque ambos actores político se han encargado de hacerlo público. Lo hacen público con el objetivo de desprestigiar a su adversario”. Asimismo, Ana María Osorio, especialista en negociación y marketing político, coincide con Aguilar en que el perdedor hasta ahora en el diálogo ha sido la bancada opositora, pues ha cedido ante el Gobierno y le ha dado oxígeno, mientras que la MUD luce desunida y desmovilizada. Para Luis Aguilar, estos serian las claves del éxito opositor: 1. No hacer públicos los temas de negociación y de diálogo que se entablaron en la negociación con el Gobierno. 2. No enviar malos negociadores. 3. Llevar a la mesa de negociación distintas agendas, pero consensuadas. 4. Poner sobre la mesa asuntos que quizá nos cuesta desprendernos. 5. Determinar cómo y dónde se harán las reuniones. Íntimas o públicas. Por su parte, Ana María Osorio, ofrece estos consejos: 6. No levantar banderas de protagonismos. 7. Que los negociadores tengan capacidad de decisión. 8. Deben tener claro cuál es el objetivo que quieren trazarse, estar todos de acuerdos en los puntos de la agenda. 9. No crear falsas expectativas a los venezolanos. 10. Estar unidos en la vocería. Copei dice que el Gobierno los está chantajeando; otros que negociaron con el oficialismo. Al no unificar el discurso, apalancas al Gobierno.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de