Inicio > Opinión > El periodismo, su ejercicio y consecuencias

El periodismo, su ejercicio y consecuencias

Movimiento Unitario Sucrense

Diego García Urquiola

Quien escribe, fue docente universitario, conocí y conozco a muchos profesionales de tan difícil y compleja profesión. Decía un gran amigo preso “el periodismo es el arte de decir e informar la verdad duélale a quien le duela”. Definición esta no muy ortodoxa pero no deja de ser verdad.

Lo importante para mí es que para ser periodista hay que tener vocación,  se asemeja como una religión  es para servirla y no para servirse de ella.

Antes de informar a la sociedad bien que los oiga, los vea o los lea, deben investigar en profundidad, para que no sean desmentidos después. Jamás escribas como periodista lo que no puedas defender como hombre y caballero, palabras estas de un viejo amigo Abelardo Raidi.

En el ejercicio de la profesión de periodista se debe defender las ideas y valores, la verdad, la paz, la libertad, la justicia social y sobre todo los derechos humanos; pero nunca intereses económicos de persona o grupos.

Al igual de estos deberes insoslayables,  estos profesionales son víctimas de atropellos, persecuciones, represiones y detenciones arbitrarias. Muchos de ellos han sido sometidos a juicios amañados donde se le viola el debido proceso y hasta han sido sometidos a juicios militares.

Siempre he sido  un defensor a ultranza de la libertad de expresión como también  Abogado Ad Honoren del Ilustre Colegio de Periodistas del Distrito Federal y del Sindicato de la Prensa.

Quería hacer estas reflexiones en estos momentos tan difíciles por las cuales atraviesa nuestra Venezuela en los cuales los medios de comunicación han sido víctimas de las más crueles inconstitucionales medidas de cierre y clausura desde el año 2007, como también el chantaje en la entrega del papel. Muchos periódicos han tenido que cerrar y centenares de trabajadores han quedado sin trabajo para engrosar los miles y miles de desempleados en el país.

En estos últimos 18 años la moral de muchos periodistas se ha puesto a prueba  y no han cedido un milímetro ante el acoso del régimen.

Por eso el periodista, el verdadero periodista por sus comentarios periodísticos, no debe aceptar nunca recompensas monetarias, agasajos, obsequios o viajes, pues todo te compromete. Con gestores del dinero y de la política y pierdes tu independencia y libertad. Muchos menos exigir dadivas y dinero a cambio de publicar la información.

Con el presente artículo espero haber enaltecido la labor, trabajo y desempeño del Periodista.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de