Inicio > Nacionales > ¡Maduro revive El Petro!

¡Maduro revive El Petro!

El Petro: La moneda digital de la revolución

El pasado domingo, el Presidente Nicolás Maduro anunció la creación de una moneda virtual, vale decir, sin impresión en papel, ni acuñadura en metal para que los venezolanos puedan comprar bienes y servicios dentro y fuera de Venezuela a través de medios electrónicos. “Vamos a implementa un nuevo sistema de criptomoneda a partir de las reservas petroleras, para avanzar en materia de soberanía monetaria”, dijo Maduro. Explicando que esta nueva implementación se respaldará en las reservas de oro, gas y petróleo que existen en el país. “El objetivo es avanzar en materia de economía venezolana y vencer el bloqueo financiero, este nos permite seguir en el desarrollo económico y social respaldadas de riquezas venezolanas”, explicó. En medio de la peor crisis que vive el país en toda su historia republicana, Maduro aprobó recursos para la creación del observatorio de BlockchainBase como base institucional, política y jurídica para la elaboración de la moneda digital Petro, nombre con la que saldrá al mercado de capitales digital el nuevo signo monetario de la revolución. El Jefe de Estado también señaló, que este sistema permitirá que los ciudadanos realicen distintas transacciones. Justificó la creación de esta moneda ante el supuesto “bloqueo financiero internacional” de países potencias del mundo contra Venezuela. Una de las criptomonedas más conocidas es el Bitcoin y según los expertos ha sido el sistema de efectivo electrónico con mayor alcance conocido como criptomoneda o moneda virtual, que ofrece “mayor seguridad” al público debido a que no es controlado por ningún Estado, banco o entidad financiera.

Una idea de Hugo Chávez

Sin embargo, la idea de la moneda que lanza Maduro, y que los economistas no ven con buenos ojos, había sido anunciada por el expresidente Hugo Chávez en unas declaraciones ofrecidas a los medios de comunicación el 3 de marzo de 2009. “Nosotros apoyamos la idea de China y de Rusia de crear una nueva moneda conjuntamente con el mundo árabe, esa ideas tenemos años planteándolas y algunos las consideran infantil, utópicas o locuras de madrugada, son propuestas para el mundo nuevo para acabar con el imperio del dólar. El mundo es víctima del imperio del dólar. Un día me dijo Fidel Castro, Chávez mira, Estados Unidos ha comprado medio mundo con puro papeles, papeles que no tienen sustentación económica. Nos llegó la hora. Nosotros tenemos la idea, y por primera vez lo comento en público de una moneda internacional. A mí me emociona solo la idea, el petro, petromoneda. Bueno, que se fundamente sobre todo en las grandes reservas de petróleo que tenemos algunos países del mundo. Así como para emitir moneda en el pasado debería estar sustentado por el patrón oro, y Estados Unidos fue el culpable de haber roto lo que era la referencia del patrón oro, inundando este mundo de dólares  comprando medio mundo. Nosotros lanzaremos la petro moneda que será una propuesta para los grandes países productores de petróleo y Venezuela tiene las más grandes reservas del mundo”., dijo Chávez para aquel entonces. Por lo que la Petro moneda que hoy anuncia el presidente Nicolás Maduro, es una vieja aspiración que desde el año 2009 quiso colar Hugo Chávez en la OPEP, pero los países árabes prefirieron seguir vendiendo su petróleo en dólares norteamericanos.

Un mecanismo para superar el bloqueo

En una nación que está atravesado una dramática recesión económica en los últimos meses, la oferta del Presidente Nicolás Maduro de lanzar una moneda, o la llamada criptomoneda con mucho más valor que el bolívar, el signo monetario oficial del país, y permitir a los venezolanos recuperar su capacidad de compra en Venezuela y en el extranjero, puede percibirse como un sueño, como un oasis en medio del desierto que viven los venezolanos donde todos los productos suben de precios diariamente. Y es que la simple idea de simplemente multiplicar el valor del dinero sin restricciones bancarias o sanciones pareciera ser el ultimo escenario que apuesta el gobierno socialista para no sólo enfrentar la hiperinflación que vive el país, sino también para eludir con la nueva moneda las sanciones internacionales y sirva como una alternativa al bolívar ahora inútil del país o al dólar estadounidense. Aunque el Presidente venezolano Nicolás Maduro proporcionó pocos detalles sobre cómo funcionaría esa moneda, si aseguró que será “fuerte y confiable” porque estará “….respaldada por las reservas de petróleo y gas, así como por el oro y los diamantes”.  En ese contexto, ayer el  ministro de comunicación e información, Jorge Rodríguez, afirmó que la moneda virtual que creará Venezuela, denominada Petro, le dará al país libertad para sus transacciones para vencer el bloqueo financiero. Asimismo, Rodríguez indicó que “…una criptomoneda es la creación que solo existe en las redes y que es derivado de una series de algoritmos compartidos por usuarios, en resumen es el intercambio de dinero sin ninguna intervención extranjera”, indicó. El ministro dijo que cuando apareció el Bitcoin, la criptomoneda más famosa actualmente vigente costaba 0.35 dólares y hoy en día cuesta 11.400 dólares.

¿Cuáles serán sus ventajas?

Según el Gobierno, con la emisión electrónica del Petro los venezolanos serán beneficiados porque ofrecerá mayor dinamismo y seguridad al público al momento de gestionar todas las operaciones financieras. Contribuirá a realizar transacciones financieras en el país. Permitirá contrarrestar el bloqueo financiero perpetrado contra la nación. Ofrecerá acceso a nuevas formas de financiamiento internacional para el desarrollo económico y social del país. Se convertirá en un instrumento para fortalecer la soberanía monetaria. El Petro nace como una moneda fuerte y segura respaldada por 300.878.033 millones de barriles de petróleo, gas, diamantes y oro. Responderá al mismo al mismo modelo de la bitcoin, primera criptomoneda creada en el mundo en 2009 y que funciona con alto éxito como un sistema de pagos basado en archivos de computador.

Un signo de mucha presión económica

A pesar de que el Gobierno, ha comenzado a resaltar las ventajas y bondades de la nueva moneda digital, los esfuerzos del país para catapultarse a la vanguardia del negocio de las criptomonedas; para muchos expertos y analistas económicos,  son un signo de la presión económica que enfrenta el gobierno y lo sienten los venezolanos. Y es que los economistas prevén que en el país las reservas de efectivo se están acabando, los trabajadores altamente calificados están huyendo a  otros lugares y la inversión extranjera está disminuyendo, por lo que la nueva moneda no será atractiva en un país donde la hiperinflación ha hecho que la moneda local, bolívar, prácticamente no tenga valor, con repercusiones devastadoras para la población venezolana. Por ello, los detalles de la propuesta siguen siendo incompletos y es incierto, y los expertos del mundo se preguntan ¿Hasta qué punto el gobierno venezolano ha finalizado los preparativos para el lanzamiento de una criptomoneda exitosa en medio de una crisis espantosa?. Aunque el Presidente Nicolás Maduro anunció que su gobierno establecería una plataforma de cadena de bloques (blockchain), que es necesaria para comerciar con monedas digitales. Las empresas de nueva creación en todo el mundo ya están utilizando tecnologías similares que ofrecen formas alternativas de transferir pagos completamente en línea, por lo que el gobierno competiría con otras 600 moneda virtuales en todo el mundo que están ligadas a economías  “tensas o presionadas”  como la venezolana, ni a un gobierno que en el mundo capitalista se percibe como dictadora, siendo este precisamente el mercado para las criptomonedas, inversionistas que le sobran dólares o euros para arriesgarse a comprar monedas dentro del mundo del capitalismo virtual. Para muchos expertos, el experimento del gobierno venezolano, puede estar más destinado al fracaso, que al éxito, y no probablemente se deba a una falta de interés entre los venezolanos que invertido en los últimos tiempos en criptomonedas, ya que el bolívar siguió perdiendo valor rápidamente, sino porque para que el gobierno de Maduro se convierta en  el propio creador de tendencias de criptomonedas del mundo, para lograr cambiar el Petro por dólares y euros, debe pensar como “capitalista”,  como una nueva empresa de altos requerimientos tecnológicos y digitales en un país donde más de un tercio de los ciudadanos carece de una conexión a Internet y los que tienen se quejan de ser la más lenta de toda la América Latina. Pero, además debe dar pasos claros en cambiar el modelo económico, para poder recuperar la confianza de los mercados internacionales y locales.

¿A chinos y rusos no les gusta la idea?

Aunque en Venezuela el anunció de una nueva moneda digital respaldad por el gobierno, pereciera ser un “boom”, Suecia, Canadá y otros países ya han ensayado el mecanismo. China y Rusia también lo han hecho, pero sus gobiernos no han entrado en el negocio. Sino que permitirán que sus ciudadanos compraran principalmente Bitcoin. Pero en septiembre pasado, las autoridades chinas ordenaron a las bolsas de bitcoin en Pekín que no registren a nuevos usuarios, anunciando el cierre de  sus operaciones, esto luego que el Banco Central de China declaró ilegales a las Ofertas Iniciales de Monedas (ICO), plataformas que utilizan las nuevas empresas para conseguir financiamiento a través de criptomonedas. Jhonathan Higuera, analista de la unidad de análisis de mercado financiero de la Universidad Nacional de Colombia, que las decisiones implementadas por China surgen principalmente porque, al no existir regulaciones contundentes, puede generar que quienes inviertan en monedas virtuales pierdan su dinero. “Hay que recordar que las criptomonedas son descentralizadas, es decir que no dependen de una entidad pública o privada. Lo que sucede es que muchas personas están invirtiendo en las monedas virtuales sin conocer los riesgos asociados a estas”, añadió. El Gobierno chino considera que algunos usos de las criptomonedas, como la financiación de empresas a cambio de la emisión de estas criptodivisas, no están acreditadas por las autoridades y se consideran un fraude o pueden esconder un blanqueo de dinero. En el caso de Rusia, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, ha recalcado la necesidad de regular este mercado. Siluanov ha señalado que “el Estado ruso entiende que las criptodivisas son reales. No tiene sentido prohibirlas, pero sí hay una necesidad de regularla”. En una conferencia en un foro financiero en el centro de Moscú, Siluanov ha advertido que las inversiones en las volátiles criptomonedas son arriesgadas e inseguras. Anteriormente, el banco central ruso sentenció que esas monedas se usaban en operaciones ilegales, como el lavado de dinero, y prometieron regular este tipo de activos. Una posición firme de dos gobiernos que son aliados de la revolución venezolana.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de