Inicio > Nacionales > ¡Vienen las presidenciales!

¡Vienen las presidenciales!

Una victoria histórica

El Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE) anunció que los candidatos del Partido Socialista Unido (PSUV) ganaron en las alcaldías más importantes del país así como la Gobernación de Zulia (oeste) en unas elecciones en las que participó el 47,32% del patrón electoral (9.139.564). Aunque el oficialismo ganó en unas elecciones en las que tres de los principales partidos de la oposición no participaron por su desconfianza con el organismo electoral, ese “forfait electoral” le sirvió para obtener unas 308 alcaldías de las 335 en disputa en todo el país. Ayer, el jefe del Comando Zamora, Jorge Rodríguez, aseguró que “…el 10 de diciembre el chavismo alcanzó la mayor victoria que se haya registrado en la historia política de Venezuela”. El también ministro de Comunicación e Información resaltó: “La mayor victoria que haya recibido una fuerza política en la historia de Venezuela (…) en sus más de 200 años de historia republicana, nunca una fuerza política tuvo tanto apoyo”. Para Rodríguez la abstención fue derrotada en los comicios de este 10 de diciembre, “el pueblo no acató los llamados a la abstención por parte de algunos dirigente de la extinta MUD”. Del mismo modo, el ministro Rodríguez exhortó al sector opositor del país a “revisarse, porque algo mal están haciendo”, al informar que 308 alcaldías fueron a aparar a manos del gobierno. “Este domingo, las fuerzas chavistas conquistaron 308 de las 335 alcaldías del país, lo que representa el 92% de los cargos disputados en las elecciones municipales”, detalló Rodríguez. El ministro adelantó que la oposición se quedó sin líderes y sin pueblo, y que en una eventual elección presidencial el Presidente Nicolás Maduro los “barrerá” porque se ha venido “recuperando poco a poco de los intentos por derrocarlo y sabotear sus medidas económicas y sociales”.

Maduro ganaría una elección no polarizada

Para muchos analistas, el Presidente Nicolás Maduro “vive una nueva luna de miel electoral”, tomando un segundo aire desde que logró instalar una Asamblea Nacional Constituyente contra todos los pronósticos, sacó de las calles a la “resistencia”, devolviendo la paz, sentó en la mesa de diálogo a parte de la MUD, y a lo Maquiavelo terminó desintegrándola. Pero la victoria en las regionales con 19 gobernaciones, más la recuperación del Zulia, y 308 alcaldías en sus manos desde el domingo pasado, lo convierten en un fuerte contrincante para ser reelegido, a pesar de que su popularidad no supera el 25 por ciento, pero ninguno de sus más cercano competidor lo podría alcanzar. Este escenario se vería reflejado en el último sondeo de opinión de la firma encuestadora Venebarómetro, quien afirma que sin ser favorito en la preferencia electoral de los venezolanos, si las elecciones presidenciales fueran hoy, Nicolás Maduro estuviese reelecto. Y es que al medir las preferencias de los electores por personalidades, Maduro ganaría con el 28,6% frente a otros políticos de la Mesa de la Unidad Democrática: Leopoldo López (18%), Henrique Capriles (15,4%), Henry Ramos Allup (6,6%) y Henri Falcón (6,3 %). Para Venebarómetro, el mayor rival de Maduro no tiene rostro y no se encuentra por ningún partido político: el 25,1% de los encuestados no respondieron a la pregunta por quién votaría en las elecciones. El análisis, también señala que el 68% de la población califica de mala la gestión del jefe de Estado mientras el 65,3% considera que Nicolás Maduro debe salir “lo más pronto posible”.

Oposición en busca de un líder

Para el economista y presidente de Datanálisis, Luis Vicente León, los resultados de las elecciones municipales celebradas el domingo “refleja” el mapa de preferencia político de los venezolanos, “mayoritariamente opositor”, pero sí empeora la capacidad de lucha y motivación del sector antichavista, circunstancia que predice, sabrá aprovechar el Gobierno. “Es claro que el resultado de las municipales no refleja el mapa de preferencias políticas de los venezolanos, mayoritariamente opositor, pero si empeora dramáticamente la capacidad de lucha y motivación de la oposición, algo que el chavismo seguramente sabrá aprovechar”, escribió el analista a través de su cuenta en Twitter. También, expresó que los resultados que le dieron la victoria al chavismo fue un escenario esperado y casi “obvio”. “Los resultados municipales son perfectamente naturales en un evento en el cual una de las partes decidió no participar”, dijo León. Asimismo, recalcó que la oposición debió hacer de la abstención un “símbolo de su lucha. Pero eso no pasó”. En este sentido, León destacó que el principal error de la oposición continúa siendo el comunicacional. “La expectativa de triunfo de las bases opositoras, incluso teniendo como oferta electoral sólo la dirigencia opositora irreverente y no la formal indica que estaba perdida sobre lo que estaba pasando y no recibió información coherente”, sostuvo. “La oposición tendrá probablemente un tiempo muy corto para reestructurarse y definir una estrategia. Pero el problema mayor no es el tiempo…es el líder que motive, organice y reviva la esperanza”, que a juicio del analista político no termina de aparecer en el horizonte de cara a las elecciones presidenciales que posiblemente serán en marzo del año que viene.

Partido que no participó, no va a las presidenciales

Como ya es su costumbre el Presidente Nicolás Maduro se adelantó al Poder Electoral, al afirmar que todo partido que se haya retirado, no participará en las elecciones municipales y que hayan llamado a la abstención “no participará en nada“.  El primer mandatario durante una rueda de prensa luego de haber ejercido su derecho al voto, destacó de manera enfática que se sentía feliz de ejercer por tercera vez este año su derecho al voto y que ” en 140 días hemos acudido a ejercer nuestra voluntad popular, nuestra Soberanía Nacional”. Dijo que todos los partidos que no convergen con el gobierno y que no hayan participado de ningún modo en estas elecciones municipales “desaparecerán del plano político”. Sin embargo, un triunfalista Maduro llamó a sus seguidores a “prepararse para grandes victorias en 2018”. Una clara insinuación que le permita buscar un segundo período de seis años, tal como fue anunciado el pasado 29 de noviembre por el vicepresidente Tareck El Aissami, confirmando un secreto a voces. “Partido que no haya participado hoy y haya llamado al boicot de las elecciones no puede participar más. Ese es el criterio que la Asamblea Nacional Constituyente ha esgrimido (…) y yo los apoyo”, advirtió.

Adelantar la elección y dividir al adversario

Varios líderes opositores y analistas consideran que el mandatario socialista, con influencia en el Poder Electoral, planea adelantar las presidenciales al primer trimestre de 2018 y no esperar hasta fin de año, para cuando están previstas. De ese modo, buscaría aprovechar las divisiones en la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que se profundizaron a raíz de la derrota en las votaciones de gobernadores y del diálogo iniciado el 1 de diciembre en República Dominicana. “Maduro va a insistir en la estrategia de adelantar lo máximo posible la elección presidencial para evitar que la oposición se reagrupe”, comentó a la AFP el experto electoral Eugenio Martínez. Tras superar protestas opositoras que entre abril y julio dejaron unos 125 muertos e instaurar una Asamblea Constituyente de plenos poderes, Maduro mejoró sus índices de aprobación, debilitados por una crisis económica que azota cada vez más fuerte. Una encuesta de la firma Venebarómetro, realizada entre octubre y noviembre, señala que la popularidad del presidente subió de 24,4% a 31,1%. En cambio, la evaluación negativa de la MUD aumentó de 46,1% a 65,7%. Sin embargo, eso no sería suficiente para garantizarse un nuevo mandato, por lo que la estrategia del gobernante apunta a dividir aun más a su adversario y ampliar una base electoral estancada “a punta de clientelismo”, sostiene el politólogo Luis Salamanca. “Maduro solo hará elecciones si la MUD va dividida, con varios candidatos, si ve que puede ganar”, declaró Salamanca a la AFP.

Reunificar fuerzas para las presidenciales

Para los expertos una de las tareas pendientes que le toca a los líderes opositores estén o no en la MUD, es “reunificar las fuerzas para ir unidos a una elecciones presidenciales, de lo contrario van a perder si no polarizan”. Señala Luis V León. Aunque la victoria del chavismo se daba por descontada, la MUD quedó nuevamente en una posición incómoda por sus contradicciones. En ese contexto, un grupo de dirigentes desafió a sus líderes y participó en las elecciones municipales, logrando conservar bastiones en municipios de Caracas (Baruta, Chacao y El hatillo), pero no evitó que las cuotas de poder de la oposición se redujeran en más de 50%. “La MUD debería tener un discurso preparado que convenza a los venezolanos de que no valió la pena ir a las urnas esta vez, pero que sí valdrá la pena ir a las presidenciales”, sostuvo el analista Luis Salamanca. “Lo único que le queda es reorganizarse en función de escoger un candidato para 2018, pero eso todavía luce muy complejo porque no hay acuerdo entre los principales liderazgos”, apuntó el experto electoral Eugenio Martínez. “Si frustramos más a la gente, si confundimos más al electorado, en las presidenciales ganará Maduro, no porque hiciera trampa, sino porque nuestra incapacidad para conducir la mayoría que somos”, advirtió Yon Goicoechea, excandidato a una alcaldía capitalina de El Hatillo. Gobierno y oposición se reunirán el próximo viernes 15 de diciembre en Santo Domingo para una segunda ronda de diálogos, donde la fecha de la elección presidencial estará sobre el tapete. Sin embargo, la semana pasada, Jorge Rodríguez, jefe negociador de Maduro, condicionó la celebración de las presidenciales a que Estados Unidos levante las sanciones económicas contra Venezuela, según él impulsadas por la MUD. Aunque sectores de la MUD, declararon que las elecciones municipales “fueron otro fraude”,  rechazando los niveles de participación que ofreció el CNE, aún no han definido el método de escogencia del candidato presidencial, o si existe la posibilidad de un consenso en torno a una figura antipolítica como la del empresario Lorenzo Mendoza, que lidera la preferencia electoral opositora con un 28%. Sin embargo, el presidente de Polar, no ha mostrado interés por el ruedo político asegurando que seguirá ayudando a Venezuela en lo que sabe hacer “producir alimentos”. Las presidenciales están a la vuelta de la esquina y la oposición sin un líder que aglutine anda como el camarón “dormida” esperando ser arrastrada por otra corriente.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de