Inicio > Crónica > ¿Cuba sigue apoyando a Guyana…?

¿Cuba sigue apoyando a Guyana…?

En estos últimos 18 años el Gobierno nacional, ha agradecido al gobierno cubano muchas cosas, entre ellas cooperación médica, deportiva, agrícola, pecuaria, eléctrica, asesoría política e ideológica, y hasta un nuevo modelo de inteligencia no sólo para contrarrestar las conspiraciones del imperio, sino también de la oposición. Lo que ha llevado a los cubanos a estar presente en todas las áreas importantes de la vida nacional desde las Fuerzas Armadas, la industria petrolera, registros y notarias, identificación y la importación y distribución de alimentos en las redes públicas. Es tanto la hermandad entre ambos gobiernos, que tanto Chávez como Fidel y Raúl manifestaban sin titubeos que ambos países eran “la misma cosa”. Con el Presidente Maduro la situación en nada ha cambiado, por el contrario, éste asegura que si no hubiese sido por la ayuda del gobierno cubano la revolución desde hace años hubiese fracasado y caído en manos de la oligarquía criolla, que en otros tiempos vendieron literalmente hablando el territorio nacional a potencias extranjeras. Pero Cuba, ya no es territorio extranjero, estableciéndose unas relaciones altamente confusas, al no definirse la línea divisoria en entre ambos países, y si uno es protectorado del otro, o ambos dependen del otro como gemelos siameses. Lo cierto es, que dada la estrechez de la relaciones de fraternidad, la política exterior de ambos debería estar en consonancia con la del otro, por ejemplo, el gobierno venezolano siempre ha sostenido que la cárcel de Guantánamo debe ser cerrada y que el territorio hoy ocupado por los gringos es cubano y debe ser restituido al gobierno de la isla. Venezuela ha ayudado a Cuba a entrar en el siglo XXI en materia de hidrocarburos al poner en funcionamiento varias de sus refinerías, ha defendido el sistema democrático interno, y el comunismo que desde 50 años administra a esa nación. Pero a pesar de todo esto, existe un antecedente histórico que evidencia que el gobierno cubano, se opuso que Venezuela reclamará el Esequibo, pues a su juicio no le pertenecía, por no tener los elementos esenciales de soberanía, entre ellos la población, que era mayormente de habla inglesa, raza y gobierno; vale decir, el sentimiento de solidaridad que une a los individuos en su deseo de vivir juntos unidos por una historia común. Reza la palabra de Dios, que por tus palabras serás salvo o condenado, nos hacemos esclavos de estas, y eso fue precisamente lo que ocurrió con Fidel Castro y el diferendo entre Venezuela y Guyana, pues para el año 1981, el entonces presidente cubano, que Chávez amó como a un padre, firmaba un acuerdo con el gobierno de Guyana, donde ratificaba que las reclamaciones iniciadas por el presidente Luis Herrera Campins que exigía al gobierno Forbes Burnham el cumplimiento del Acuerdo de Ginebra de 1966, y a su vez del Protocolo de Puerto España, Trinidad en 1970, que tendría una vigencia de 12 años, venciéndose en 1982. Sin embargo, cuando Venezuela fue a exigir el reinicio de las conversaciones tendentes a recuperar su territorio en reclamación desde 1840, se encontró con la férrea oposición del gobierno de Fidel Castro, que tildó la posición venezolana de “expansionista y neo colonialista”. En ese sentido, las declaraciones dadas por el canciller cubano Ricardo Alarcón el 07 de octubre de 1981 en Georgetown demostraban un reconocimiento más en público de la  territorialidad guyanesa en la Guayana Esequiba, por el castro comunismo. “…el reclamo venezolano es prueba del expansionismo y Guyana tiene pleno derecho  a gozar de su entero territorio con plena libertad…”, procediendo a reiterar lo estipulado en la Declararon Conjunta o Pacto cubano guyanés del 13 de enero de  1981 así como las  dadas en el mes de junio y  agosto del referido año al  señalar: “…reiteramos nuestra solidaridad con Guyana y apoyamos su pleno derecho a poder desarrollar enteramente su territorio, en todas sus regiones…”. A pesar que Guyana desde hace 18 años ha ejecutado actos de soberanía en el territorio en reclamación, al otorgar concesiones petroleras, madereras y mineras, desconociendo públicamente sus cancilleres, que en la zona exista con Venezuela disputa territorial, inclusive tratando de extender su plataforma continental por la fachada atlántica perjudicando los intereses nacionales. Tanto Chávez, como  Maduro han insistido que el conflicto limítrofe “fue una rencilla heredada por los imperios británicos y españoles”. Ya la Exxon Mobil ha declarado que el territorio Esequibo se encuentra la segunda reserva de petróleo más grande del mundo y está dispuesta a ofrecer ayuda legal y monetaria al gobierno de Guyana en caso de un litigio en la Corte de Justicia Internacional de La Haya, si la formula de los “Buenos Oficios” de la ONU que finaliza este año no logra un acuerdo entre las partes. El problema es altamente complejo y al parecer Cuba juega un papel muy importante en el mismo, pues a pesar de mostrarse como “hermano” de la revolución venezolana, podría terminar convirtiéndose en un Caballo de Troya, que ya conoce nuestras debilidades para ponerlas al servicio del gobierno de Guyana y poderosas fuerzas políticas y económicas extranjeras que buscan apropiarse del petróleo y el gas del que subyace en el suelo Esequibo…

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de