Inicio > Opinión > Mi compromiso es con las comunidades

Mi compromiso es con las comunidades

Necesario es conocer – Petróleo

Félix Rodríguez

El tema petrolero continúa cada día con más efervescencia y no es para menos, siendo Venezuela un país que centra su economía y en general de las entradas provenientes de la venta de petróleo. No obstante, es menester seguir insistiendo sobre el debate especulativo, en muchos casos, y en otros manejados con relativo interés político. En función de esta situación, lo recomendable y a la vez prudente es aprovechar la ocasión para educar al venezolano sobre el tema, a fin de que saque sus propias conclusiones. En principio es recomendable conocer algunos aspectos evolutivos y/ o históricos de cómo la nación ha obtenido los recursos provenientes del petróleo. Desde 1878, cuando en Venezuela se inicia la explotación petrolera, por medio de la compañía  “Petrolia del Táchira; El tratamiento para obtener ingresos se hace por medio del otorgamiento de concesiones e impuestos. El estado no participaba en el proceso de comercialización o sea venta. A pesar de que éramos un país productor de petróleo no teníamos injerencia en el mercado petrolero.

Transcurridos más de 80 años, Década del los sesenta, creación de la Corporación Venezolana del Petróleo ( CVP),  es cuando empezamos a participar como vendedores de petróleo y eso no total, solo una parte que no llegaba al 2 por ciento. Se trataba de obtener ganancias tratando de cobrar más impuestos, sin embargo, implicaba todo un proceso de negociación. Con esto en mente surgen las primeras preguntas y por supuesto respuestas. ¿Si nuestra participación para obtener recursos era de la forma descrita, quien mandaba en el país? Alguien respondería: Las transnacionales que explotaban y vendían el petróleo, no obstante yo le agregaría los países consumidores que hacían guerras para asegurase su hegemonía como potencias y más aun sus desarrollos económicos a costa de otros. La protección de la explotación solo se realizaba por medio de leyes, que estaban más dirigidas a conservar los yacimientos (Explotación racional), que al volumen a producir. Sin embargo, hay que reconocer algunos intentos, para quitarnos el yugo de las transnacionales defendidas por las Potencias como, Estados Unidos, Inglaterra y Alemania. Cito:

“Entre diciembre de 1902 y febrero de 1903, las armadas de Inglaterra, Alemania e Italia bloquean las costas de Venezuela, con el argumento de que el presidente Castro no estaba cumpliendo sus “compromisos internacionales”. Ante esta agresión a la soberanía nacional, Cipriano Castro proclama su célebre frase: “Venezuela, la planta insolente del extranjero ha profanado el sagrado suelo de la patria”.

Después de la Nacionalización Petrolera, 1976, es cuando nos iniciamos en el mundo del negocio petrolero, llenos  de presiones Tecnológicas que nos obligaban a seguir entregándole petróleo a las Transnacionales. Adicionalmente se crea la ley de Nacionalización, desvirtúa en su esencia al agregar el polémico artículo 5, el cual dejaba abierta la posibilidad de seguir haciendo negocios, que de una u otra forma comprometían la soberanía.  (Pérez Alfonso califico  la ley como Chucuta). La  democracia representativa liderada por Copei y Acción Democrática, años después, demostraron  la intención del mencionado artículo.

En síntesis como dice la Bibliografía “El comercio petrolero venezolano ha sido muy dinámico pero predecible en los últimos 50 años. La búsqueda de nuevos mercados ha sido la lucha constante de la industria petrolera nacional a lo largo de su historia; pero a partir del año 2002, la política petrolera del Gobierno ha estado dirigida a realizar mayores esfuerzos en la diversificación de sus clientes a nivel mundial para poco a poco, ir dejando atrás la dependencia del mercado estadounidense”  La situación ,hoy, nos indica que muy poco hemos avanzado en tomar las previsiones , ante las presiones , en componendas de los países industrializados ( Incluyendo China ), para bajar los precios. Y más aún la situación actual demanda una revisión profunda en todos los sentidos, incluyendo la explotación racional de los yacimientos, en función de conservar su energía y garantizar el máximo de su recobro.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de