Inicio > Nacionales > El diálogo no cambiará nada.

El diálogo no cambiará nada.

El vicepresidente del  Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y constituyentista a la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello, aseguró que en el diálogo que se desarrolla en República Dominicana no habrá negociación ni va a cambiar “nada”, en alusión a las exigencias de la oposición. “¿Ustedes creen que ellos están en República Dominicana negociando qué? ¿Nuevas condiciones para las elecciones presidenciales? Aquí va a ver elecciones presidenciales con el mismo CNE (Consejo Nacional Electoral), aquí no vamos a cambiar, aquí no se va a cambiar nada”, dijo Cabello. Agregó: “¿Liberación de presos políticos? No. No le corresponde al presidente, Nicolás Maduro, liberar a ningún detenido por quemar a personas”.  Cabello hizo mención así a los incidentes que se reportaron en el marco de las protestas antigubernamentales que se desarrollaron entre abril y fines de julio pasado cuando murieron 120 personas y al menos dos personas fueron quemadas, una de ellas con resultado fatal, por grupos de personas que se identificaron como opositores. Dijo que la delegación que representa al Gobierno venezolano en este diálogo está presidida por el dirigente Jorge Rodríguez quien, dijo, “tiene toda la autoridad otorgada por el presidente no para negociar, (sino) para dialogar”.

Lo que la oposición firma no tiene valor.

Diosdado Cabello apuntó que los enviados por la oposición no tienen autoridad para dialogar y “mucho menos para firmar nada”. Lo que ellos firmen (la oposición) eso no tiene valor porque ellos están divididos “Lo que ellos firmen eso no tiene valor porque ellos están divididos”, consideró; y dijo que la delegación antichavista “no representa a ninguna unidad opositora” y que en la primera reunión para el diálogo que se celebró el pasado 1 de diciembre fueron “empresarios y analistas económicos”. “Ellos lo que quieren es ponerle la mano a la plata de los venezolanos y las venezolanas”, opinó. Sin embargo, Jorge Rodríguez, ha expresado todo lo contrario que Cabello, pues ha dicho que en el marco del diálogo con la oposición en República Dominicana espera que las partes no se levanten de la mesa hasta lograr “un acuerdo satisfactorio”. El diálogo que se realiza bajo el auspicio del gobernante dominicano, Danilo Medina, y del ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero, también cuenta con la observación de representantes de Chile y México, por la parte opositora, y de Bolivia, Nicaragua y San Vicente y Granadinas, por el oficialismo.

Para el año nuevo vendrá el acuerdo.

A pesar de las agoreras palabras de Diosdado Cabello, el gobierno y la oposición de Venezuela continuara conversando, al acordar continuar el próximo 11 de enero del 2018, la negociación para intentar solucionar la crisis política y socioeconómica del país, tal como anunció el pasado viernes el presidente dominicano, Danilo Medina. “Hemos decidido montar una reunión de trabajo el 11 de enero de dos comisiones en las que no necesariamente estarán los cancilleres, y el 12 de enero una reunión con los cancilleres” que acompañan el proceso, dijo Medina en una declaración a la prensa, tras la segunda ronda de diálogo. La declaración se produjo luego de ocho horas de conversaciones entre delegados del gobierno de Nicolás Maduro y de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en la sede de la cancillería dominicana. “Se ha avanzado notablemente, son seis grandes temas que estamos discutiendo (…) No podemos anunciar ninguno de los avances que hemos tenido porque es un conjunto, un paquete; mientras no se llegue a acuerdos en todos, no podemos anunciar”, señaló Medina. Las partes también acordaron designar voceros únicos para informar sobre la negociación: por el gobierno Jorge Rodríguez, ministro de Comunicación, y por la oposición Julio Borges, presidente del Parlamento de mayoría opositora. “Es necesario un poco más de tiempo, para ese propósito los cancilleres y las dos partes estaremos en la reunión (…) Nuestra esperanza es que el 12 de enero se va a finalizar el acuerdo”, expresó el canciller chileno, Heraldo Muñoz. Unas declaraciones que lucen incongruentes con lo expresado por Diosdado Cabello, quien prácticamente admitió que tanto los representantes del gobierno, como de la oposición estarían perdiendo el tiempo, o quizás disfrutando de unas mini vacaciones en República Dominicana porque de esas conversaciones no saldrá nada nuevo que beneficie al pueblo venezolano. Sin embargo, el presidente electo de Chile Sebastián Piñera, en sus primeras declaraciones como Jefe de Estado, se refirió al proceso de diálogo nacional en los siguientes términos: “Queremos que Venezuela logre lo antes posible un buen acuerdo que permita recuperar las libertades, la democracia, el estado de derecho y el respeto de los derechos humanos y también logre superar la grave crisis económica y humanitaria que está afectando y haciendo sufrir al pueblo venezolano”. “Le deseamos lo mejor a Venezuela y en lo que podamos colaborar para que Venezuela se reencuentre con la democracia y el progreso lo vamos a hacer con mucha convicción y mucho compromiso”.

María Corina concuerda con Diosdado.

Lo que para muchos parecía imposible ya sucedió y es que la dirigente opositora del nuevo frente “Soy Venezuela” disidente de la MUD, concuerda con el dirigente oficialista Diosdado Cabello, al  afirmar que de las nuevas conversaciones de diálogo entre el gobierno y la oposición no saldrá beneficiado el pueblo venezolano, ni se resolverán los dos graves problemas que hoy padece: la comida y las medicinas. La dirigente opositora venezolana, opinó que la cita de diálogo busca “darle tiempo” a la gestión de Nicolás Maduro, manifestando a través de Twitter que “Venezuela ya tuvo bastante de mentiras” como las que se han dicho en República Dominicana, cuando “no llegan a nada y solo logran conseguirle más tiempo a la “narcodictadura” mientras el país se muere de hambre”. Otro que piensa que del nuevo intento no debe esperarse nada, es el diputado opositor Juan Pablo García, quien calificó de “fracaso” la actividad social del pasado viernes en República Dominicana. “Se siguen sentando sin condiciones ni garantías y el régimen obtiene lo que quiere: tiempo. En todo el país protestan por comestibles, medicinas, gas y pare de contar ¡El pueblo se cansa, pero de sus mentiras!”, escribió en la red social. La noche del pasado viernes, fue la segunda actividad social de diálogo formal entre el Gobierno y la oposición. El presidente dominicano, Danilo Medina, que auspicia estas conversaciones, mencionó que el acercamiento llegó a la conclusión con “avances notables”, y que se había acordado una exclusiva actividad social para enero. A estas reuniones asisten los partidos con más diputados de la oposición venezolana, con la promesa de poner garantías electorales. Todas las peticiones se han hecho con vistas a los comicios presidenciales previstos para el 2018.

Cabello dice la verdad.

A pesar que Jorge Rodríguez, representante del Gobierno Nacional en el diálogo con la Mesa de la Unidad Democrática, sostuvo el pasado viernes 15 de diciembre “…que espera que se concrete un acuerdo definitivo en las conversaciones que se desarrollan en República Dominicana para el próximo año”. Para el  diputado a la Asamblea Nacional (AN), Omar González Moreno, en sus palabras no se debe confiar. Y es que el parlamentario sostiene que las expresiones de Diosdado Cabello, podrían constituir una alerta para el resto de la oposición sobre el papel que están cumpliendo los llamados “negociadores de la MUD” que hasta ahora no han informado nada concreto a los venezolanos, sobre las principales exigencias del pueblo que son alimentos y medicinas. El día lunes la Asamblea Nacional, ubicó en 408 el total de “presos políticos” que hay en el país y pidió a las autoridades penitenciarias y al gobierno de Nicolás Maduro gestionar sus respectivas excarcelaciones. Los diputados exhortaron a los tribunales a que acuerden medidas sustitutivas, como arrestos domiciliarios, especialmente “en favor de los presos políticos que padecen enfermedades, sobre todo en estas fechas que apelan al sentido humanitario y el respeto por la salud y la vida”. Sin embargo, el Foro Penal Venezolano, una ONG que ha brindado asistencia legal a casi todos los llamados presos políticos, insiste en asegurar que esta lista la integran 271 personas. Estas incongruencias en las cifras de detenidos, ha hecho desconfiar a los que se oponen al diálogo con el gobierno, y como el diputado González, aseveran que al parecer, el único que está diciendo la verdad en el gobierno sobre el proceso de diálogo es Diosdado Cabello quien ha sostenido con firmeza que los opositores no deben “esperar nada porque el año que viene todo seguirá igual”.

Al pueblo se le agota la paciencia.

Para el diputado Omar González Moreno, el “diálogo en Dominicana agota la paciencia de los venezolanos”. “Persisten en el error de creer en la buena voluntad de un régimen sin moral; el diálogo es simplemente un método que utilizan desde el Psuv para ganar tiempo y reorganizarse. No sé si es ingenuidad o complicidad la actitud de algunos integrantes de la Unidad que caen en la misma trampa siempre”. El Gobierno se complace -añadió- cuando afirma que no se llegó a ningún acuerdo en República Dominicana, porque eso era lo que buscaban. Aseverando que el fiasco del diálogo era un resultado que desde un primer momento estaba cantado, ya que en los cuatro diálogos anteriores el régimen lo que buscó y consiguió, fue ganar tiempo y distraerlos de sus objetivos políticos reales. “En esta ocasión mucha gente tenía la esperanza que ahora en Navidad si se iban a respetar las negociaciones, pero ahora ven sus esperanzas frustradas, vamos para el año que viene y la gente pasando hambre”, señaló. También indicó que la paciencia de los venezolanos la terminó por descuartizar, la volvieron picadillo, la convirtieron en polvo cósmico, como diría el insepulto padre de todo este desastre que llama diálogo. Omar González Moreno apuntó que uno de los pocos líderes que le habló claro al país y le advirtió que no se hicieran falsas ilusiones sobre este proceso de diálogo fue María Corina Machado. Sin embargo, el pueblo venezolano aún mantiene viva la esperanza de que las fuerzas políticas con poder de negociación puedan en enero del año que viene dejar de lado sus intereses y transar una salida a la crisis en función de los altos intereses de la nación. Pero las palabras de Diosdado Cabello dejan un sinsabor en el espíritu nacional. ¿Qué significan sus expresiones un claro boicot a las conversaciones o una confesión de lo que en definitiva hará el gobierno?.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de