Inicio > Opinión > POLÍTICA Y CRIMINOLOGÍA

POLÍTICA Y CRIMINOLOGÍA

La paz no es compatible con el hambre y la miseria

“El pueblo esta bravo es la hora de que los Generales de la República se quiten las pantaletas y se pongan los pantalones, eso se lo exige el momento, porque de lo contrario y sin ningún tipo de dudas, la historia se encargará de juzgarlos”                                                                                                      E.Fernández.(1987)

Hoy los desafíos políticos son diferentes a los que enfrentaron quienes tuvieron que asumir la responsabilidad de ordenar las transiciones democráticas. El principal desafío de las fuerzas políticas democráticas en esta nueva etapa no se refiere a las amenazas del pasado sino a las del futuro. La concentración de poder afecta de manera significativa  la democracia. No sólo es el dinero el que interviene en la política, es el poder de quienes lo controlan lo que afecta la democracia. La autonomía del Estado,  el dinero y el poder disfrazado de socialismo forman un triángulo que a todas luces evidencia  que no es el mejor sistema para el  bienestar del ciudadano.

¿Cuántos grados de concentración del poder puede resistir el sistema político sin perder su esencia? ¿Cuánta inseguridad y falta de Estado democrático de derecho y cuánta pobreza y desigualdad resiste cualquier sistema político? Maquiavelo decía que “si una persona desea fundar un estado y crear sus leyes, debe comenzar por asumir que todos los hombres son perversos y que están preparados para mostrar su naturaleza, siempre y cuando encuentren la ocasión para ello.” En toda sociedad existen fuertes desigualdades, nadie entrega a  otros los beneficios que disfruta por su posición económica o de dominación. Los derechos ciudadanos no se hacen efectivos de manera espontánea, sino que han sido conquistas sociales. Desde esta perspectiva, el sistema democrático debe tener la capacidad de redistribuir el poder para garantizar a los individuos el ejercicio de sus derechos y reducir los privilegios.

¿Existe un vaso comunicante entre el Poder y la economía? ¿La Criptomoneda podrá resolver los problemas de miseria en nuestro país?  Nuestra realidad económica es espantosa Venezuela sufre la peor situación económica de los suramericanos. Hiperinflación, problemas con la tasa de cambio, pérdida de las reservas internacionales, escasez de productos y sobre todo falta de confianza. La revista británica  The Economist calificó a Venezuela como el país que tiene la economía peor administrada en el mundo  con las mayores reservas de petróleo pero sin  recursos para cumplir con  sus obligaciones. Está claro que el éxito de la Criptomoneda depende en la medida de una aceptación generalizada. Allí está el detalle.

El ciudadano común para morirse ya no sólo es necesario la falta de medicamentos, la angustia por falta de acceso de dinero en efectivo en las taquillas de las entidades bancarias, es una demonstración palpable  que no han dejado sin nada. Como un baile de comparsa junto  al hambre generando  situaciones  de frustración y molestia. Es totalmente cínico argumentar que el problema radica  en  las características de las plataformas o cajeros obsoletos tecnológicamente. La gente no tiene acceso a su dinero y cuando puede obtenerlo los costos de los alimentos son tan altos que no puede comprarlo. La situación precaria del país lo convierte en un espiral de dificultades.  Las universidades y centro de  educación quedarán sin usuarios por la dificultad de efectivo para el traslado y los que tienen carros poco a poco lo están depositando en sus casas por falta de repuesto. Lo que se vive en nuestro país sólo  tiene comparación con un holocausto financiero.

¿Quién es el responsable por la falta de liquidez monetaria? El Banco Central de Venezuela es el ente encargado de la distribución de las remesas en  todas las sucursales, si son insuficientes los Bancos se ven obligados  a disponer para los retiros diarios 20.000 bolívares para personas naturales y 30.000 para personas jurídicas, lo que te cuesta un taxis. Mejor te quedas en tu casa. Lamentablemente el B. C. V; no se ha ocupado de agilizar la llegada de los cargamentos de billetes del nuevo cono monetario, se han dedicado a  otras funciones que no son, necesariamente las referidas a la política monetaria. Qué se puede comprar hoy día con 500 bolívares si un café pequeño  te puede llegar a costar un poco más Bs 3.000.

Señores  les aseguro que la Paz no es compatible con el hambre y con la miseria. Vale la pena rememorar un extracto del discurso pronunciado por Eduardo Fernández en el  Extinto Congreso de la República de Venezuela el 5 de Julio de 1987.  “El Pueblo esta bravo” Es un pueblo cansado de tanta inseguridad, de apagones eléctricos, de la escasez de alimentos. Es la hora de la patria, frase tan trillada pero tan vigente. Es la hora de que los Generales de la República se quiten las pantaletas y se pongan los pantalones, eso se lo exige el momento, porque de lo contrario y sin ningún tipo de dudas, la historia se encargará de juzgarlos…..

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de