Inicio > Nacionales > ¡Por amenazas de Tillerson!

¡Por amenazas de Tillerson!

Fanb leales y listas

El ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, calificó de “infames” y “deplorables” las declaraciones del secretario de estado estadounidense, Rex Tillerson, emitidas desde el sábado pasado, donde afirma que en Venezuela habrá un cambio de Gobierno. Ante ello, Padrino López dictó un comunicado en compañía del comandante general del Comando Estratégico Operacional de la FANB (Ceofanb), Remigio Ceballos, y demás autoridades de la Guardia Nacional Bolivariana, la Aviación e integrantes del Estado Mayor Superior, para ratificar su apoyo al actual presidente de la República, Nicolás Maduro. “Lo invito a que abandonemos el cinismo, la cobardía (…) Cuando invita a la Fuerza Armada a sacar al Gobierno le falta el respeto a una institución (…) Somos profundamente orgullosos de ser herederos de nuestro libertador Simón Bolívar. No sabe usted lo que está haciendo y lo invito a rectificar”, expresó Padrino López desde la sede del Ministerio de Defensa. Aunque admitió que existen problemas en Venezuela, afirmó que se deben a “la estrategia del Gobierno de los Estado Unidos para quebrar a Venezuela”. “Tiene usted razón, hay problemas pero debe saber que Estados Unidos tiene una franca intervención, persecución financiera para crear caos, anarquía y desestabilización en Venezuela”, añadió.

Detalló que la Fanb “ratifica su apoyo a las leyes venezolanas y lealtad a Nicolás Maduro, nuestro Comandante en Jefe bajo cuyo liderazgo seguiremos actuando”, concluyó. Por su parte, el constituyentista Diosdado Cabello rechazó las medidas aplicadas por algunos países de la Comunidad Internacional en contra de funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro y a través de su cuenta en la red social Twitter compartió un mensaje en contra del “imperialismo”. “El imperialismo ataca, agrede, amenaza, miente, manipula sin ningún escrúpulo, sus socios en Venezuela, sus lacayos creen que van bien, que ahora si cae “el régimen”, buscan su Pinochet, aquí sólo encontrarán a un pueblo y su Fanb en unión cívico-militar, defendiendo la Patria”, escribió Cabello en el tuit en respuesta a las amenazas de Rex Tillerson. Sostuvo que, de concretarse una intervención militar por parte de Estados Unidos contra el país, se generará una gran rebelión del pueblo venezolano.

El imperialismo busca salida violenta

En declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión, a propósito de los 26 años del golpe de Estado de 1992 comandado por Hugo Chávez, alertó que debido a la división entre partidos de oposición, el imperialismo buscará una salida violenta. Manifestó que, en contraste con los sectores de oposición de la actualidad, hace 26 años hubo un alzamiento cívico-militar en el que jamás se pensó pedir la intervención de fuerzas extranjeras. Cabello manifestó que por esa razón el 4 de febrero de 1992 es recordado por el pueblo venezolano como una fecha histórica. “En un país donde nadie asumía las responsabilidades, el Comandante Chávez en apenas 49 segundos fue capaz de asumirla, de llamar a la paz, de llamar al futuro, cuando llamó al “por ahora”, de plantearle al país una alternativa distinta a lo viejo, a lo que estaba podrido, a la Cuarta República, al puntofijismo”, dijo. La rebelión cívico-militar del 4 de febrero de 1992 fue comandada por el entonces Teniente Coronel Hugo Chávez Frías quien, junto a otros militares y un grupo de civiles se alzó contra el sistema político puntofijista, representado por el presidente de la época, Carlos Andrés Pérez. Aquel día, Chávez asumió públicamente su responsabilidad, se dirigió al país a través de los medios de comunicación y manifestó el célebre “por ahora”, frase que se convirtió en la esperanza del pueblo.

Plan de Defensa Popular

Por su parte, el presidente Nicolás Maduro tildó de “amenaza estiercolera” las declaraciones del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, quien al referirse a la crisis venezolana evocó la participación de militares para sustituir gobiernos en América Latina. “Todos debemos tener un plan de defensa. Ahí está la amenaza estiercolera que ha lanzado Rex Tillerson”, dijo Maduro. El mandatario, quien ha recibido el apoyo de la Fuerza Armada ante las afirmaciones de Tillerson, anunció la creación de un “plan de defensa popular, cívico militar, contra cualquier intento golpista“, del cual encargó al número dos del chavismo, Diosdado Cabello. Según Maduro, ese plan busca blindar las presidenciales, además, de “cualquier provocación de la oligarquía colombiana en la frontera” binacional. “Cualquier grupo terrorista que quiera surgir otra vez, le caemos encima”, ordenó. El jueves, Tillerson abogó por un “cambio pacífico” en Venezuela al ser interrogado por Soluciones a la crisis del país petrolero. “Las transiciones pacíficas, el cambio pacífico de régimen siempre es mejor que la alternativa del cambio violento”, dijo en la Universidad de Texas. Sin embargo, Tillerson recordó que muchas veces en la historia de América Latina las Fuerzas Armadas, tras tomar el poder, se resignaron a implementar una transición pacífica “cuando las cosas van tan mal que la cúpula militar toma conciencia de que ya no puede ser útil a la ciudadanía”.  Añadiendo, “Si tal será el caso aquí o no, no lo sé”, dijo el jefe de la diplomacia norteamericana. Y agregó: “nuestra posición es que Maduro debería regresar a su Constitución y respetarla. Luego, si el pueblo no lo reelige, pues que así sea. Y si las papas queman para él, estoy seguro de que tiene amigos en Cuba que le pueden ceder una linda hacienda sobre la playa y que podrá tener una buena vida por allá”.  La cancillería venezolana denunció en un comunicado que la gira de Tillerson iniciada el pasado viernes por América Latina y el Caribe busca “provocar un cambio violento del presidente (Maduro), incitando un golpe militar”. El jueves pasado, Tillerson siguió hablando sobre la crisis venezolana y dijo en Texas poco antes de iniciar su gira que “ha llegado el momento de optar por ponerse del lado de las naciones apegadas a la libertad, aquellas que respaldan al pueblo de Venezuela o por el contrario apoyar a la dictadura de Maduro”.

Desacuerdo es con el gobierno

Ayer el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson ofreció una rueda de prensa desde Argentina para hablar sobre su visita a dicho país en la cual volvió a referirse a la crisis política y social que enfrenta Venezuela. “Conversamos mucho sobre el régimen de Maduro. Lo que hemos pedido junto a Argentina es que el gobierno vuelva a la Constitución venezolana“, relatando una extensa reunión con el presidente argentino Mauricio Macri, señaló en una rueda de prensa junto al ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, Jorge Faurie.

Asimismo Tillerson explicó que la presión es con el régimen venezolano y no con el pueblo “Nuestro desacuerdo no es con el pueblo venezolano, sino que es con el régimen de Maduro”, puntualizó. El delegado estadounidense llegó el sábado a Argentina, el domingo se reunió con el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina y se espera que el presidente Mauricio Macri reciba al Secretario de Estado de Donald Trump hoy lunes a las 10:00 am en la Quinta de Olivos.

Sanciones al petróleo

La crisis en las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Venezuela, ha ocasionado que el gobierno de ese país considere la posibilidad de sanciones a las exportaciones petroleras de Venezuela, pero toma en cuenta el impacto que esas medidas tendrían sobre la población, dijo el Secretario de Estado Rex Tillerson este domingo en Buenos Aires. “La situación en Venezuela empeora. Uno de los aspectos a tomar en cuenta en caso de adoptar sanciones petroleras son los efectos que tendría sobre la población y si ese sería un paso que ayude a llegar al final, a acelerar el final”, dijo Tillerson en una rueda de prensa junto con su homólogo argentino Jorge Faurie. “Porque no hacer nada es también pedirle al pueblo de Venezuela que siga sufriendo durante mucho más tiempo”, añadió. El Secretario de Estado, que cumple una gira latinoamericana que ya lo llevó a México, ha expresado su preocupación por lo que califica de “crisis humanitaria” en Venezuela y ha llamado a que se realicen elecciones “libres y justas”. Estados Unidos ha aplicado hasta ahora sanciones individuales a los más altos cargos del gobierno de Nicolás Maduro y también prohibió transar bonos soberanos y de la petrolera estatal PDVSA. Tillerson trató con Faurie “el tema de Venezuela extensamente, incluyendo qué pasos pueden darse para aumentar la presión sobre el régimen de Maduro”, dijo. “Que (Venezuela) regrese a la Constitución y que hayan elecciones libres, justas y verificables es nuestro único objetivo”, afirmó.

La Asamblea Nacional Constituyente de Venezuela, en la que no hay representación de la oposición política, adelantó para antes del 30 de abril las elecciones presidenciales. En esos comicios, en los que Maduro buscará la reelección, no podrá participar la coalición Mesa de la Unidad Democrática, ni varios partidos opositores que no pudieron revalidar su registro ante la autoridad electoral.

Una solución pacífica

Durante una reunión diplomática Luis Videgaray, canciller mexicano, Rex Tillerson, secretario de Estado de EE UU y  Chrystia Freeland, ministra de Asuntos Exteriores de Canadá aseguraron que utilizarán los instrumentos diplomáticos que estén a su alcance para restablecer la democracia en Venezuela. Luis Videgaray, canciller mexicano, afirmó que no pueden permanecer indiferentes ante el deterioro sistemático de la situación en Venezuela. El diplomático mexicano destacó que a pesar de que México se retiró del diálogo entre el gobierno y la oposición  venezolana en República Dominicana, sigue teniendo una participación activa para una solución pacífica. Tillerson, por su parte, abogó por una transición pacífica en Venezuela. “Nuestro punto de vista es que debe volver a cumplir la Constitución, esperemos que lo haga y trabajamos para que lo haga”, señaló Tillerson. La ministra canadiense, por su parte, explicó que “en ningún caso respaldaría ninguna opción que implique el uso de la violencia interna o externa en Venezuela”. “El régimen de Maduro viola derechos humanos de su pueblo. Los tres estamos de acuerdo en que hay que restaurar la democracia y evitar sufrimiento de los venezolanos”, dijo Freeland. Sin embargo desde Argentina el secretario de Estado Rex Tillerson, resaltó que su gobierno no busca convencer a los militares venezolanos de darle un golpe a Nicolás Maduro, ni está promoviendo una intervención militar de las Fuerzas Armadas de su país en Venezuela. “El presidente Nicolás Maduro se puede quedar, Estados Unidos no busca cambio de gobierno”, dijo el secretario Tillerson en conferencia de prensa, luego del encuentro con sus pares. Pero queremos que Maduro regrese a la Constitución y llame a elecciones libres y justas, añadió.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de