Inicio > Opinión > VENTANA PANORÁMICA

VENTANA PANORÁMICA

Sin necesidad de carnavales

José Isidro Cordero

Está suficientemente demostrado; el Gobierno venezolano no necesita la distracción de las fiestas carnavalescas para seguir con su comparsa disfrazando la grave crisis (de todo género) en la cual ha sumido al país. ¿Acaso, después de tantos años de engaño al pueblo, tiene el régimen otra alternativa para tratar de quedarse en el poder, distinta a seguir con el engaño, la mentira, el abuso, la corrupción y la falta de sensibilidad humana? Con la terquedad como ha venido marcando el paso, para el actual Gobierno no se atisba en el horizonte por donde puede tomar rumbo hacia la rectificación; peor aún, el Gobierno no muestra propensión alguna hacia la búsqueda de ese sendero; va inhiesto, animado por la alegría de su falsa. Ninguno de los gobiernos de la Venezuela republicana –la historia es elocuente en eso- ha sido tan mentiroso como el actual, ya declarado comunista y, por supuesto, dictatorial.

Es típico de los regímenes comunistas, enmascaran todo y se desafueran por hacer creer a los miembros de la sociedad sobre la cual gobiernan –y también a otros fueras de las fronteras- que todos viven en un idílico ambiente paradisíaco, donde la felicidad es don cotidiano. Por supuesto, es una falsa, detrás de esa máscara, de ese disfraz, está la realidad: se esconde la incapacidad, el latrocinio, la corrupción y el atropello.

Al respecto, muy acertado Eduardo Fernández, en su artículo de prensa de esta semana, cuando, en actitud de serio reclamo, dice: “Los venezolanos tenemos derecho a reclamar. A reclamarle al liderazgo nacional por su incapacidad para ayudarnos a salir de esta prolongada crisis que desde hace tantos años está haciendo sufrir a los habitantes de este país. Es un reclamo que, por supuesto, hay que dirigir en primer lugar al Gobierno”. Sí, y el reclamo debe hacerse con mucha energía y poniendo el mayor énfasis posible frente al Gobierno, por ser el creador del desastre y negarse rotundamente a recomponer las cosas y quitarnos de encima el padecimiento.

Ahora, en términos concretos, recurriendo a un pasaje de la novelística de Rómulo Gallegos, ya el Gobierno tiene el sol en la espalda; pero se resiste y piensa continuar la lucha por la perpetuidad en el poder. Los esfuerzos en esa tentativa les serán inútiles. Su única esperanza está en seguir embobando a la gente más necesitada con la máscara de los bonos. Ellos son instrumentos para ejercer la inmoral y descarada compra de conciencia. El Gobierno cree estar logrando el objetivo de la compra de conciencia; es decir, la compra del voto. No es así, quienes están recibiendo las malintencionadas dádivas saben de la macabra manipulación y esperan el momento adecuado para revelarse.

BRISAS SUAVES

SE AGUDIZA EL PROBLEMA de la desnutrición infantil en nuestro país. Al parecer, las estadísticas sobre muertes de niños por desnutrición (3 de cada 5, en edades comprendidas entre 0 a 6 años, cifras en las estadísticas de Cáritas Internacional-Venezuela, datos preocupantes) tienden a aumentar este año. Lo lamentable es la indiferencia del Gobierno frente al problema… A LA OPOSICIÓN POLÍTICA venezolana le queda muy poco tiempo para definir si va a la comparsa de las elecciones presidenciales o no. El Gobierno acorta la distancia, apresura el paso para sacarle ventaja a la situación dubitativa de la oposición. En todo caso, si la oposición decide ir a las elecciones deberá llevar a cabo y con urgencia dos tareas fundamentales: organización para un combate exitoso y Elaboración y difusión de un mensaje imán. Gente capacitada para hacerlo hay a montón… LO DIJO PONPOSAMENTE Fidel Castro recién enrumbando su gobierno por los senderos del comunismo, en 1962: “En 10 años tendremos un nivel de vida superior al de los Estados Unidos. Nosotros convertiremos a Cuba en el país más próspero de América”. Lo dijo con un habano en la boca, arrellanado en un sillón y mirando de medio lado. Han pasado 55, los castro siguen en el poder y Cuba asfixiada por la miseria. La prudencia aconseja contener la risa ante esas falsedades de los comunistas, tanto de allá como de acá… EL GOBIERNO SE anotó una a su favor. Logró desmovilizar a una gran porción de venezolanos, anclándolos en las puertas de los bancos hasta por 48 horas continuas, en la esperanza de lograr algo de los bonos ofrecidos. Mediante ese sistema de producción ningún país prospera. ¿Cuántas “horas /hombres” se pierden anualmente con ese largo plantón de mujeres y hombres en las aceras frente a los bancos?… USTED VOLVERÁ a leerme.

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de