Inicio > Opinión > EN DOS PLATOS

EN DOS PLATOS

Unidad Nacional

Luis Martínez *

El gobierno y su candidato Nicolás Maduro conservan pocas, pero sustentables posibilidades de obtener un triunfo en el proceso electoral para elegir al próximo Presidente de la República y la tienen porque aún conservan el poder del Estado y del gobierno. No es cualquier cosa lo que aún preservan y sabemos que van a utilizarlo sin medida alguna.

Un gobierno como el de Maduro, sin escrúpulos, capaz de manejar el poder para su beneficio, saltando y violando la Constitución con tal de mantenerlo cuando está en su peor momento de popularidad, puede tener la tentación de abiertamente cometer fraude, si los resultados electorales no le son favorables.  Obviamente que la consumación de un fraude de tamaña magnitud en momentos de tanta crispación, depende en gran medida de cómo la oposición construye la fuerza que infringiría tal derrota y de la capacidad que tenga de dar una respuesta contundente y sin titubeos. He allí la importancia de construir y moldear esa fuerza bajo el cobijo de una unidad nacional que supere, minimice y desmoralice a los usurpadores. Ese escenario, aunque previsible pero no deseable, no es el desenlace que esperan ni desean los venezolanos, aunque sectores del gobierno comprometidos con la corrupción y el delito, prevalido del poder que controlan, puede  verse tentado a correr ese riesgo.

Para la oposición democrática es de suma importancia la escogencia de un candidato presidencial único que represente una candidatura unitaria capaz de aglutinar a todos los sectores que pretenden un cambio democrático en el país. La unidad nacional, La incorporación de todas las voluntades que propugnan la derrota de quienes en 18 años han profundizado la crisis. La suma de movimiento políticos, gremios, instituciones, trabajadores y todo venezolano de bien que observa como se le deshace el país. Sin duda alguna generaría un vasto movimiento cívico que electoralmente daría al traste con las fuerzas destructivas del gobierno.  En ese escenario pocas posibilidades tendrían los capitostes del Psuv de consumar un fraude.

La oposición democrática con un candidato unitario tiene la imperiosa necesidad  de colocar como prioridad, una propuesta de gobierno de cambio dinámica, clara y determinante  que envié un mensaje de esperanza a la gran mayoría de los venezolanos, incluso a quienes aún permanezcan en las filas del madurismo. No puede distraerse en una confrontación inútil que al final sólo beneficia la estrategia del gobierno.  Debe ser clara en descubrir y denunciar las erradas políticas de Maduro y su gobierno como principales responsables de la crisis que agobia actualmente al pueblo venezolano, pero más importante aún, proponer al país, las líneas fundamentales de un gobierno de unidad nacional para enrumbar al país hacia el progreso y una mejor y mayor calidad de vida para todos. Unidad Nacional.

Docente universitario

Loading...

Te puede interesar

Compartir

Puedes comentar

¡Se el primero en comentar!

avatar
  Subscribe  
Notificación de