¿Puedo entrenar durante el embarazo? ¿Qué nivel de ejercicio es el adecuado? ¿Qué actividades podré realizar? Estas son algunas de las dudas que asaltan a las futuras mamás deportistas y también a cualquier embarazada que quiera preparar su cuerpo para el momento del parto.

En primer lugar cabe destacar que practicar ejercicio físico durante el embarazo es positivo, ya que contribuye a mejorar la condición cardiovascular, la condición muscular y la tensión arterial. Además, sirve para combatir el aumento de peso excesivo tan típico durante el embarazo y a favorecer la corrección postural. Por último las embarazadas en buena forma física o que han realizado deporte durante el periodo de gestación tienen menor riesgo de sufrir cesáreas y acortan el tiempo de hospitalización por parto.

Existen una serie de normas generales a la hora de hacer deporte estando embarazada. Entre ellas se incluyen las siguientes:

  • Entrenamientos cortos de no más de 30 minutos ni más de tres veces por semana. Este nivel de actividad deberá ir en descenso a partir de la semana 30.
  • Realizar un calentamiento correcto de por lo menos diez minutos de duración.
  • La intensidad del ejercicio debe ser moderada y nunca sobrepasar el 70% del volumen máximo de oxígeno, en tanto que la frecuencia cardiaca deberá mantenerse por debajo de los 140 latidos por minuto.
  • Los ejercicios más intensos no deben prolongarse por más de 14 minutos ni realizarse en días calurosos y húmedos.
  • Se deben evitar los ejercicios que incluyan riesgos de caídas o que estén basadas en el equilibrio.

Aclarado este punto, las actividades deportivas especialmente recomendadas para embarazadas son las siguientes:

  • Caminatas y paseos: son la alternativa más habitual.
  • Estiramientos: ayudarán a mejorar la flexibilidad y a tonificar los músculos.
  • Pilates: sus movimientos suaves hacen que sea ideal para las embarazadas. Se puede combinar con la práctica del yoga.
  • Bicicleta estática: a una intensidad baja y durante los primeros seis meses del embarazo ayuda a mejorar el tono físico general.
  • Gimnasia aeróbica: también será positiva pues contribuirá a una mejora cardiovascular y a ganar flexibilidad.

Y vosotras ¿Qué ejercicio practicasteis durante el embarazo?

Sobre este autor

admin

Dejar un comentario