Las personas trans se enfrentan en sus vidas a ciertas situaciones particulares derivadas directa e indirectamente de su condición. Esto puede afectar de forma determinante a su salud y, en no pocas ocasiones, les genera una serie de problemas que deben ser estudiados y tratados para garantizar su bienestar físico y emocional.

Tener conciencia de que esto puede ocurrir es esencial para mantener un riguroso control del estado de salud de una persona transgénero. Las visitas regulares a los profesionales médicos adecuados y la preocupación de personas cercanas son ayudas de gran valor en este sentido.

¿Por qué tiene problemas de salud una persona transgénero?
Dejando a un lado las dolencias comunes que afectan a cualquier persona por diversas razones, las personas trans tienen ciertos condicionantes que las ponen en riesgo especial ante ciertas enfermedades. Lo cierto es que los problemas de salud que se derivan de una u otra forma de la identidad de género de una persona suelen estar relacionados con el estrés que se genera en su situación particular y que se comparte de forma generalizada en prácticamente todos los grupos sociales minoritarios. Las causas más comunes son las que se mencionan a continuación.

  • Estigma social. La desaprobación por parte del entorno social genera un estrés que afecta a la persona de una forma muy negativa. Muchos casos conocidos como el de Caster Semenya dan una idea de todos los estigmas a los que se enfrenta de manera cotidiana una persona transexual. Tanto en su trabajo como en su vida social, la persona se debe enfrentar al rechazo, el desconocimiento o la curiosidad morbosa e irrespetuosa que no duda en violar la intimidad ajena.
  • El abuso, el trato totalmente injusto en situaciones cotidianas y la discriminación son también situaciones comunes que añaden estrés y malestar afectando a la salud de la persona que los sufre.
  • Asumir como propio el estigma social lleva frecuentemente a los pensamientos negativos, la baja autoestima y las ideas suicidas.

La falta de detección tiene solución
Frecuentemente y debido a las situaciones mencionadas, las personas transexuales se ven inmersas en estos problemas de carácter psicológico y emocional que pueden acarrear otros inconvenientes físicos en su salud. Sin embargo, la búsqueda de ayuda profesional se reduce mucho si la comparamos con las cifras de personas cisgénero de edad similar que acuden a un profesional para el tratamiento de sus enfermedades.

Este problema también se deriva de una sociedad que no está preparada para acoger como es debido a las personas con diversidad de identidad de género. Tanto los seguros como la educación general de la población derivan en una situación en la que los tratamientos para las personas trans que se encuentran en situaciones de maltrato, violencia, agresión, discriminación y otras injusticias por causa de su identidad de género, no se ofertan con toda la accesibilidad que sería necesaria.
Así, encontramos personas que no se deciden a buscar la ayuda profesional que necesitan y, al mismo tiempo, vemos cómo la ayuda no llega a todos los casos que la requieren.

Sobre este autor

admin

Dejar un comentario