El equipo de defensa de Clara Ponsatí, la ex ministra de Educación catalana que ahora vive en Escocia y lucha contra la extradición a España por su papel en el referéndum sobre la independencia de Cataluña de 2017, pretende convocar al presidente en funciones de España, Pedro Sánchez, y al ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a un juicio en Edimburgo como testigos.

Tras una audiencia preliminar en un tribunal de Edimburgo el jueves, los abogados de Ponsatí también pidieron al ministro de Interior español en funciones, Fernando Grande-Marlaska, que asistiera al juicio de extradición en calidad de testigo, así como al ex ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, que ahora es el jefe de la diplomacia de la UE.

El equipo de defensa también tiene la intención de convocar a la ex viceprimera ministra Soraya Sáenz de Santamaría, al ex ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo, al actual ministro del Interior Fernando Grande-Marlaska, así como al líder del partido de extrema derecha Vox, Santiago Abascal.

Aamer Anwar, abogado de Ponsatí, dijo después de la audiencia que buscaría la «ayuda» de las autoridades españolas para asegurarse de que las personas citadas asistieran al tribunal como testigos.

Ponsatí está luchando contra la extradición después de que las autoridades españolas emitieran una nueva orden de detención europea por cargos de sedición por su papel en la candidatura a la independencia de 2017. Se ha informado de que el fiscal escocés, actuando en nombre del español, solicitará la extradición por traición, considerada equivalente al delito de sedición en España.

Los procesamientos son vistos como un intento políticamente motivado de criminalizar el deseo de independencia», dijo Aamer Anwar a los medios de comunicación. España se mueve por’la venganza, el desprecio total y la falta de respeto por los derechos humanos’ en el caso, añadió.

Clara Ponsatí se enfrentará ahora a otra audiencia preliminar el 23 de enero, que es también cuando se espera que el tribunal anuncie el calendario del proceso, que se espera que dure unas seis semanas.

Antecedentes de la orden de detención europea

Ponsatí ya había sido puesta en libertad bajo fianza y se le había permitido conservar su pasaporte tras entregarse a la policía el jueves 14 de noviembre, tras la emisión de una orden de detención.

Esta orden es el tercer intento de extraditar a la ex ministra por su papel en la candidatura a la independencia de Cataluña en 2017, después de que se fuera a Bélgica con el ex presidente catalán Carles Puigdemont y otros miembros del Gobierno, antes de retomar su puesto como profesora en la Universidad de St Andrews.

Aamer Anwar, el abogado que representaba a Clara Ponsatí en Escocia, había dicho anteriormente ante el tribunal en noviembre: «La sedición es un delito del siglo XVI creado por reyes y reinas para detener la reacción de la gente común que quiere sus derechos».

El Tribunal Supremo de España también ha emitido nuevas solicitudes de extradición contra el ex presidente catalán Carles Puigdemont, así como contra los funcionarios catalanes Toni Comín y Lluís Puig, todos ellos residentes en Bélgica.

Las audiencias de extradición de Puigdemont, Comín y Puig se celebrarán conjuntamente en Bélgica el lunes 16 de diciembre.

Es el tercer intento de España de extraditar a Carles Puigdemont, con la primera orden retirada en diciembre de 2017 y la segunda aceptada por Alemania, pero sólo por malversación de fondos y no por rebelión. Sin embargo, Madrid no aceptó esos cargos y de nuevo terminó retirando su orden de detención europea.

También es la tercera vez que los ministros Comín y Puig se enfrentan a una solicitud de extradición de España por su papel en la candidatura de independencia de 2017.

Las autoridades belgas habían rechazado originalmente el segundo intento de extradición contra Comín, Puig, y también contra Meritxell Serret en 2018 por un error en el formulario. El juez español Pablo Llarena retiró la solicitud contra todos los miembros exiliados del gobierno catalán después de que el sistema judicial alemán se negara a extraditar al ex presidente Carles Puigdemont por rebelión.

Tras los veredictos del Tribunal Supremo y las condenas de hasta 13 años de nueve ex dirigentes catalanes por sedición y uso indebido de fondos públicos, se han vuelto a dictar órdenes de detención.

El fiscal español pide ahora la extradición de Comín y Ponsatí acusados de sedición y uso indebido de fondos públicos, y de Puig por uso indebido de fondos públicos y desobediencia. La solicitud también incluye órdenes de detención para su detención en caso de que viajen a países no pertenecientes a la UE.

Sobre este autor

admin

Dejar un comentario