Desde la aparición del coronavirus (COVID-19), la vida de millones de personas en todo el mundo se ha visto muy afectada, y no es para menos, la amenaza que representa esta enfermedad causa mucho temor, estrés e incertidumbre. 

El riesgo al contagio, ha desencadenado mucha inestabilidad, se ha convertido en una amenaza para la integridad física y psicológica. Estamos ante una situación de peligro latente que conduce a las personas a tener un descontrol de sus emociones lo que ha favorecido a la aparición de diversas psicopatologías.

El miedo y las nuevas condiciones de vida, se han convertido en un caldo de cultivo para el desarrollo de efectos psicológicos negativos y constituyen otra amenaza para la humanidad, así, como la enfermedad provocada por el coronavirus.

Más información acerca de este y otros temas de interés los encontrarás en https://tuttopsicologia.com/.

Impacto psicológico del coronavirus

El Covid-19 ha creado una serie de reacciones y efectos en la salud mental en la población. El temor y la incertidumbre han motivado a una respuesta extrema, donde las percepciones que se tienen de la situación se han convertido en apreciaciones distorsionadas ante el riesgo, lo que ha generado comportamientos sociales negativos.

Esas conductas en muchos casos, han dado paso a problemas psicológicos, entre los que se incluyen trastornos de ansiedad, depresión, estrés postraumático, aislamiento social, insomnio, somatizaciones, entre otros estados.

Controversias generadas ante la cuarentena por coronavirus

El impacto psicológico originado por el coronavirus y las medidas preventivas para su control, pueden provocar consecuencias muy dilatadas en el tiempo, al afectar a toda la población. 

Por ello, la cuarentena debe ser manejada con mucha cautela y asumir distintas estrategias que permitan un mayor acercamiento con las personas e informarles lo que está sucediendo y por qué.

Se deben activar además, mecanismos que logren una comunicación clara con la población y principalmente identificar y atender a los grupos de riesgo, para evitar que se generen diversas patologías.

Intervenciones en crisis

Cualquier estado de emergencia conlleva a una alerta en la población y a un profundo impacto psicológico, que requiere de una pronta respuesta, para devolver al individuo un equilibrio emocional. 

No es secreto para nadie, que la cuarentena suele ser una experiencia muy traumática y desagradable, ya que conduce a la soledad, la separación de la familia y amigos, la pérdida de la libertad.

Estresores que dificultan la cuarentena por coronavirus

La cuarentena causa distintas reacciones en las personas, las más frecuentes ante esta situación son la irritabilidad, insomnio, cansancio, bajo estado de ánimo, rabia, desesperanza, tristeza y aburrimiento.

Por ello, es fundamental que se logre una intervención psicológica especializada, con la participación de psiquiatras, psicólogos clínicos y otros trabajadores de la salud mental, que se aboquen al abordaje de esta situación. 

Medidas psicológicas de prevención ante el coronavirus

Para paliar la crisis ante el coronavirus, se requiere de una intervención psicológica oportuna, para evitar trastornos psicológicos mayores, que puedan afectar profundamente a las personas que presentan psicopatologías ante la presencia de una enfermedad con alto riesgo de mortalidad.

Los objetivos de la intervención deben centrarse en los siguientes aspectos:

  • Establecer cuanto antes contacto directo con la persona afectada.
  • Lograr un acercamiento, a los fines de lograr una mayor confianza y por tanto una mejor comunicación emocional.
  • Iniciar un proceso de atención ante el duelo o pérdida del tipo que sea.

En estos momentos tan críticos, la psicología es una herramienta imprescindible para ayudar a canalizar las situaciones de crisis profundas generadas por el coronavirus.

Sobre este autor

admin

Dejar un comentario