La agencia de refugiados de ACNUR dijo que sólo desde noviembre un millón de venezolanos han huido de su país atrapados por el enfrentamiento entre el presidente Nicolás Maduro y su oponente, el autoproclamado líder interino Juan Guaido.

Las comunidades de acogida necesitaban urgentemente apoyo, dijo Eduardo Stein, representante especial de la ONU para los refugiados y migrantes venezolanos, antes de la visita de fin de semana de la enviada del ACNUR, Angelina Jolie, a Colombia.

«Los países de América Latina y el Caribe están haciendo su parte para responder a esta crisis sin precedentes, pero no se puede esperar que continúen haciéndolo sin ayuda internacional», dijo Stein, ex vicepresidente de Guatemala.

Dispersos por el continente

El ACNUR dijo que los 4 millones comprenden 700.000 que salieron de Venezuela antes de finales de 2015 y 3 millones desde principios de 2016.

Colombia recibió 1,3 millones, seguida por 768.000 en Perú y un número considerable en Chile, Ecuador, Brasil y Argentina, así como en las naciones caribeñas, dijo.

Se esperaba que la visita de dos días de Jolie a la frontera de Colombia con Venezuela, que comenzaba el viernes, incluyera un campamento de tiendas de campaña para migrantes y una conferencia de prensa el sábado en la región colombiana de La Guajira.

Situación desesperada

En una declaración separada del viernes, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) dijo que unos 3,2 millones de niños y niñas en Venezuela -o uno de cada tres- necesitaban ayuda humanitaria.

Las tasas de mortalidad entre los menores de cinco años se han duplicado desde 2010 hasta 2017, dijo el portavoz de UNICEF, Christophe Boulierac, de 14 a 31 muertes por cada 1.000 nacidos vivos.

A pesar de los partos médicos en las clínicas, UNICEF «apenas rascaba la superficie», dijo Boulierac. «Millones de niños y niñas necesitan ser inmunizados, ir a la escuela, beber agua potable y sentirse protegidos».

Unos 50 países reconocen a Guaido como presidente interino, pero no ha podido destituir a Maduro, que sigue contando con el respaldo de los militares de Venezuela, Cuba y Rusia y ha resistido a las sanciones impuestas por Estados Unidos.

Se informa que un esfuerzo de mediación por parte de Noruega está estancado por la negativa de Maduro a aceptar nuevas elecciones presidenciales para resolver la crisis.

Hasta ahora, Noruega ha sido anfitriona de dos rondas de conversaciones exploratorias durante el mes pasado, con facilitadores también en Caracas para reuniones con ambas partes.

Sobre este autor

admin

Dejar un comentario